¿Cómo nos afectan los colores?

| |

 Es posible que el título de esta entrada lleve a la confusión. ¿Nos afectan los colores? ¿en qué sentido puede influir esto en mi vida? Lo cierto es que la psicología de los colores y cómo nos afectan es una rama que se estudia sobre todo en Marketing y Branding ya que los consumidores tendemos a elegir subconsciente por los colores y formas de los productos así como asociaciones cognitivas aprendidas (si vemos la marca como más lujosa o menos). Pero ¿cómo nos afectan los colores en nuestra vida diaria?

 La teoría del color es compleja y las investigaciones son incontables y variadas, ya que cambian dependiendo de las preferencias personales, experiencias y diferencias culturales. Por ejemplo el blanco es un tono mediterráneo que percibimos como alegre, sin embargo en China tiene connotaciones de muerte y está más cerca del luto que de la alegría. Por tanto, la citada teoría del significado emocional de los colores varía de un autor a otro, sin embargo, todos los estudios coinciden en la importancia de éstos a la hora de la toma de decisiones, es por ello que queremos mostrarte los consensos más definidos sobre estas teorías.

colores

 En la imagen superior hay un gráfico de marcas en el que podemos diferenciar cómo las compañías eligen sus colores en torno a lo que nos expresan. Es curioso ver ciertas marcas similares englobadas en el mismo cromatismo, demostrando que hay una intención detrás de las mismas industrias culturales.

No sólo el branding se presenta en nuestras vidas a través de los productos, incluso en política tenemos ejemplos, normalmente los políticos de primer nivel tienen muy en cuenta su vestimenta, por ejemplo, si un político quiere transmitir juventud y fuerza elegirá una corbata roja para su aparición mientras que si busca un público mayor y más tradicional elegirá el azul, más acorde con la confianza y la defensa.

Viendo por tanto, que los colores cambian según quien los ve y su cultura, vamos a intentar definir lo que los colores nos dice en nuestra sociedad:

El amarillo: Es el color de la alegría por excelencia, no en vano, se estima que los lapiceros de colorear más vendidos son los de este color, ya que transmite optimismo y buen augurio. Está relacionado en muchas ocasiones con la luz y el sol, con lo que hace referencia a sentimientos primitivos.

Verde: Se trata de un color difícil, se dice que es el color de la esperanza y, por tanto, muchos hospitales tienen sus paredes pintadas de tonalidades verdes, lo que, de manera un tanto sarcástica, ha convertido este color en sinónimo de enfermedad, es un color que denota sentimientos contrastados, además es el color de la naturaleza por excelencia y uno de los mejores para transmitir tranquilidad en cromatismos claros.

Azul: El color del cielo y el mar, transmite calma y seguridad, es el mejor color si intentamos denotar inmovibilidad ante el cambio, es además un color muy positivo, unido de manera cultural a la masculinidad.

Violeta: El color de la imaginación y la espiritualidad. Tiene una intensa fuerza que transmite intensidad y movimiento. Está asociado culturalmente con lo femenino y no en vano, grupos LGTBI lo eligen a menudo por su defensa contracultural y feminista.

Rojo: De una forma similar al violeta, el rojo es el color de la fuerza, del cambio y de la juventud, es un color muy inquieto y transmite fortaleza, es por ello poco recomendable por ejemplo, pintar el dormitorio de un rojo fuerte, ya que el dormitorio debe llevar tonalidades que nos transmitan serenidad e incidan en nuestro descanso.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre los colores y nos des tu opinión más abajo.

Anterior

La psicología del duelo: afrontando una pérdida

Cómo superar el “síndrome posvacacional”

Siguiente

Deja un comentario