Ansiedad social ¿qué es y cómo tratarlo?

| |

 En esta época en la que vivimos, estamos cada vez más conectados y a la vez interactuamos físicamente mucho menos con nuestros compañeros o amigos, e incluso evitamos contacto físico o cercano con otras personas por lo que es posible que estemos desarrollando cierta ansiedad social sin darnos cuenta.

Este tipo de ansiedad se manifiesta ante el miedo a relacionarse, y es habitual encontrarlo tras mucho tiempo sin contacto físico con otras personas.

Somos animales sociales y una función fundamental de nuestro sistema para funcionar correctamente es la comunicación. Es por ello que la ansiedad social, en sus niveles más altos, puede ser tremendamente perjudicial para nuestra salud.

 Su impacto varía dependiendo del individuo. Para algunos pacientes, esta fobia está limitada a un tipo de interacciones, por ejemplo, aquellas que se tiene al dar un discurso o simplemente tener a varios oyentes al hablar.

 Recordemos que esta ansiedad puede a llegar a ser más o menos normal en sus etapas más tempranas (personas a las que les da vergüenza pedir en un restaurante o hablar con desconocidos). Para otros, la ansiedad es mucho más generalizada y puede prevenirse incluso de comer en sitios públicos para evitar cualquier interacción.

Consejos para conocer a alguien

Os damos una serie de consejos para entablar una conversación en algún lugar en el que te interese conocer a otras personas, un curso, en el trabajo o un evento.

Acércate a la persona con la que te interesa entablar conversación y saluda con la máxima naturalidad: mírala a los ojos, sonríe, relájate y no te aproximes demasiado. Es fundamental que ambos estéis cómodos.

Preséntate y di algo sencillo a continuación, para romper el hielo. Por ejemplo: “¿Cómo te llamas tú?”, “¿Te tomas una copa conmigo?” etc

Escucha atentamente las respuestas del otro, sin interrumpirle. Es importante aprovechar el contexto donde conoces a esta persona, sea una fiesta, evento, restaurante o por casualidad, pasa primero de hablar de temas intrascendentes para poco a poco ir introduciendo temas más personales, así podrás comprobar si congeniáis.

Si el otro no parece muy interesado en tu conversación, ¡no pasa nada! Despídete y ponte a hablar con otra persona. Es imposible gustar a todo el mundo, así que no te lo tomes como algo personal. Además, puede que seas tú la que al final no esté interesada en él.

Tratamientos contra la ansiedad social

En la mayoría de casos, esta ansiedad no desaparece por sí sola en la mayor parte de la gente. Está considerada una enfermedad crónica que va empeorando a no ser que se lleve a cabo un tratamiento. En algunos casos se pueden desarrollar una serie de habilidades para esforzarse a interactuar a pesar del “pánico escénico”, en otros, una ayuda profesional es imprescindible.

En general los peligros son bastante fáciles de analizar, al ser un problema mental de carácter social nos llevará a un aislamiento, pérdida de la capacidad comunicativa, náuseas, timidez extrema, depresión y hasta trastornos alimenticios. Es por tanto imprescindible acudir a un experto para que nos aconseje una serie de ejercicios y medidas. Se trata sin duda de uno de los problemas por los que la gente más consulta con psicólogos especialistas.

El principal tratamiento contra la fobia social es la psicoterapia: mediante la terapia cognitiva conductual (TCC) se enseña a la persona afectada otras maneras de comportarse, pensar y sentir el mundo que les rodea de un modo menos hostil. En ocasiones, es posible que el psicólogo recomiende una serie de medicamentos pero dependiendo del paciente, con la terapia puede ser suficiente.

Etiquetas
Anterior

Cómo recordar los sueños con varios trucos

Cómo gestionar la fatiga pandémica

Siguiente

Deja un comentario