Aprender a decir no

| | , ,

DECIR NO

Los compromisos y la imagen que queremos dar en ocasiones nos puede jugar una mala pasada. Decir que no es a veces no una cuestión de apetencia sino que va ligada a la percepción que nos gustaría mostrar y a obligaciones sobre todo en el entorno laboral, pero sea cual sea la razón, todo se reduce al sentimiento de culpabilidad que tenemos al decir no a algo.

Decir que no puede ser muy complicado, y una de las fuerzas que interviene en el proceso de decisión es la autoestima que tengamos, las personas con mayor seguridad en sí mismas son más proclives a tomar decisiones basadas en lo que les interesa o quieren hacer. Es el miedo a lo que los demás puedan pensar de ti, un elemento contra el que es muy difícil luchar. Además, podemos entrar en un problema adicional si lo que hacemos es en realidad decir que si para luego más adelante decir que no, ya que es incluso más contraproducente que negarse en primera instancia, sin embargo nos resulta más fácil a la hora de convivir con nosotros mismos ya que el sentimiento de culpabilidad se reduce con el tiempo.

Un ejemplo perfecto son los compromisos de navidad; ante las fiestas tenemos un aluvión de cenas y citas con los seres queridos difíciles de cancelar. Son compromisos a los que tenemos que decir que si, ¿o no? Puede que esa cena de amigos pueda realizarse cualquier día del año y no tenga porqué ser en unas fechas tan complicadas.

A la hora de dar una respuesta nuestro cerebro suele ser complaciente, en el sentido que busca el camino más sencillo y sin trabas para salir del paso, pero a medio-largo plazo suele crear un problema adicional además de ansiedad, estrés y generalmente una mayor pérdida de autoestima que haber dicho que no en primera instancia.

Consejos para saber decir no:

Respuestas cortas y simples: La mejor manera es ser honesto y directo, no hace falta que inventes excusas, a veces es mejor simplemente decir “es que esos días estoy muy ocupado y necesito tiempo para descansar” o “no me apetece mucho”. El ser honesto de esa manera es beneficioso, ser fiel a uno mismo te dará más confianza y nadie tiene porqué ofenderse porque no puedas o quieras unirte a un plan en particular. Cuanto más corta y razonada sea la respuesta menos posibilidades hay que intenten convencerte. Sobre todo, no te comprometas a algo que sabes no puedes o no vas a hacer.

Dejar claro que no significa rechazo: Hay que dejar claro que negarse a algo no equivale a rechazar a alguien, eso debe quedar siempre definido ya que una de las razones por las que nos da miedo decir que no es que pensamos que esa persona se va a sentir rechazada o que no nos gusta lo suficiente. Algo completamente erróneo.

Seguridad y aceptación: La fuerte necesidad de ser aceptado es uno de los motores que nos llevan a decir que si a todo. Es cierto que cuanto más involucrados estemos en la vida de nuestros amigos tendremos una mayor sensación de estar “rodeado de gente” pero si eso empieza a afectarnos a nuestro tiempo libre y lo que queremos o nos gusta hacer deberíamos replantearnos con seguridad y firmeza lo que queremos hacer con nuestro tiempo. Si te cuesta mucho, practica en tu casa y fíjate en tu expresión verbal y de tono para aprender sobre cómo te ven los demás.

No sacrificar lo que nos gusta: Piensa siempre que lo importante es tu tiempo libre, es extremadamente importante disfrutar de nuestro ocio teniendo en cuenta todo el tiempo que pasamos trabajando, por tanto pon un límite realista a lo que puedes comprometerte sin sacrificar lo que te gusta hacer en tu tiempo libre.

Decir que no a tus hijos: Aquí no debes temer en ningún momento sentar las bases de que pueden o no pueden. Una estrategia muy buena es la de establecer unos límites y que aprendan a controlarse, no darles siempre lo que quieren les evitará convertirse en caprichosos o pedir más. Sobre todo cuando eso envuelva cosas con valor económico como juguetes, si ven que siempre dices que si les costará entender que en la vida deben esforzarse para conseguir lo que quieren.

Anterior

La psicología de los perros

Los regalos más adecuados para tus hijos estos reyes

Siguiente

Deja un comentario