Aprender a no reprimir tus sentimientos

| | ,

 En muchas ocasiones oímos frases de autoayuda que intentan hacernos sentir mejor, no hay más que entrar en alguna red social y ver alguno de los contenidos que los usuarios comparten con frases como “Mantente positivo y todo irá bien” o “seguir esforzándote te dará beneficios”. Si bien son buenas frases que nos pueden ayudar a mantener la calma y enfocarnos en nuestros objetivos, es importante destacar que no hay que reprimir nuestros sentimientos negativos y es importante dejarlos salir y no reprimirlos para una buena salud mental, te contamos el porqué.

Hay momentos en la vida en la que necesitamos sentir un tipo de emoción que vaya ajustada a nuestra situación actual, por ejemplo, ante la pérdida de un ser querido es importante no intentar aparentar que estamos bien, sino que si lo que necesitamos es llorar o desahogarnos, lo mejor es que lo hagamos, ya que de otra manera estaremos restringiendo nuestros sentimientos y acabaremos haciéndonos más daño a largo plazo.

Es importante tener en cuenta que siempre hemos de buscar nuestro mejor yo, sin embargo, eso no significa que en ocasiones no siempre estaremos en nuestro mejor momento y será mejor dejar que nuestros sentimientos fluyan para luego estabilizarnos de manera más correcta a no hacerlo y fingir con nosotros mismos que todo va bien cuando no es así.

En las empresas, hay un consejo que siempre suele darse desde recursos humanos, y es que dejemos nuestros problemas en casa. Si bien es un consejo muy útil ya que durante el trabajo es importante no mezclar temas personales, hay ocasiones en las que no podemos evitar que éstas se mezclen, ya que somos seres humanos, y eso está bien, tomarse unos minutos de descanso para nosotros y para recomponernos durante la jornada laboral puede ser algo muy beneficioso tanto para tu vida privada como para el trabajo que realices.

Lo que queremos decir con todo esto es que es fundamental aprender a regular nuestras emociones, ya sean positivas o negativas y no negárnoslas. Tenemos que aprender a tolerar y aceptar las emociones de todo tipo, también las negativas, de otra manera nuestro nivel de adaptación a nuevas situaciones empeorará, seremos menos funcionales y cualquier problema que tengamos podrá derivar antes o después en un desequilibrio emocional que puede convertirse en un problema a largo plazo como una depresión.

Existe una película de 2008 titulada “Happy go lucky, un cuento sobre la felicidad” en la que la protagonista se muestra claramente feliz ante cualquier situación que aparezca, no planifica su vida y simplemente se muestra sin preocupaciones ante cualquier situación que la aparezca. Esto se convierte en un problema cuando intenta sacarse el carnet de conducir, pues su profesor es un tipo huraño que no para de quejarse y con un problema de autoestima e irascibilidad, ella saca todo lo bueno de lo que él dice o hace, cabreando incluso más al profesor, sin embargo se va produciendo un cambio en él, que ve cómo por fin ha encontrado una persona que no le ve por cómo es. El problema es que cuando él se declara, ella no encuentra la forma de sortear la situación.

El problema de tomarse esta filosofía de vida es excluir las emociones negativas y mostrarse alegre ante todo, un peso muy difícil de soportar en todos los ámbitos de la vida, convirtiendo lo que parece una forma de intentar ser feliz en una traba de cara a la felicidad.

Por tanto, como todo en la vida, es imprescindible no irse a los extremos. Ser positivo en la mayoría de situaciones es una habilidad que debemos desarrollar y que nos permite ser mejor personas además de tener una salud mental más estable, sin embargo eso no significa que debamos ocultar o terminar con la parte negativa de nuestra vida, sino que debemos trabajar en la adaptación.

Para adaptarnos con éxito a nuevas situaciones es imprescindible seguir un plan, sobre todo si sabemos que en el pasado no hemos tenido éxito ante situaciones de adaptación. Lo mejor es intentar seguir la vía de un profesional que tenga experiencia y que nos sepa ayudar y guiar.

Por tanto, para conseguir ser tu mejor tú es importante ver la vida de manera positiva y sentir todo lo que podamos, sea del signo que sea, y disfrutar de nuestro tiempo de la manera más saludable posible.

Además estos días estamos gestionando el taller “El Arte de Relacionarte” que recomendamos encarecidamente para gestionar nuestras emociones ante cualquier tipo de relación humana.

Anterior

Dos horas de silencio al día pueden mejorar tu vida

¿Por qué funcionan las terapias de pareja?

Siguiente

Deja un comentario