Claves para teletrabajar sin estrés ni ansiedad

| | ,

Teletrabajar sin estrés parece una quimera hoy en día. Una de las cosas pocas buenas que ha traído la pandemia es que ha asentado la idea de teletrabajo como un método real dentro del mundo laboral. El problema es que a pesar de las ventajas que presenta, muchos trabajadores se encuentran desbordados por la situación, sobre todo en cuanto a establecer horarios y desconectar. Te damos las claves para teletrabajar sin estrés ni quemarte con tu trabajo.

Precisamente la OMS incluyó en 2018 el “síndrome del trabajador quemado”, también conocido como burnout syndrome como enfermedad. Lo describen como un trastorno crónico relacionado con la ansiedad que se presenta tanto en trabajadores como en personas en paro y que con la pandemia se ha disparado.

Teletrabajar sin estrés añadido

Muchas personas que han empezado a teletrabajar recientemente han notado como sus niveles de estrés aumentaban. En cierto modo es habitual encontrarse con este hecho ante un cambio repentino, sobre todo teniendo en cuenta que nuestro entorno laboral y personal están en el mismo espacio vital y no nos relacionamos de la misma manera.

Otro de los motivos es que podemos sentir que se nos va de las manos, que no sabemos desconectar de la misma manera que cuando en la oficina se nos acaba el horario laboral y tenemos que irnos.

Acudir al trabajo en persona presenta a priori muchas desventajas: tiempo, dinero, energía etc. Pero nos hace movernos, relacionarnos con gente sin que sea a través de conferencias obligatorias, caminamos y sobre todo desconectamos y cambiamos de ambientes.

Saber poner un límite en lo que hacemos es un paso prioritario para mantener una buena salud laboral. Por tanto no hagas nada a partir de determinada hora. Puede que el problema es que en tu trabajo sigan llegando inputs o problemas una vez terminabas tu jornada laboral y no sabes cómo desconectar ahora que teletrabajas. 

Lo mejor sin duda es ser estricto en cuanto a horario laboral en todo lo posible ya que al final hay muchos trabajadores que, aunque a priori ven como una ventaja no perder el tiempo en transporte ni en realizar ciertas labores que requieren ir al trabajo, acaban trabajando más cantidad de horas, lo que aumenta la posibilidad que ese estrés acabe cronificándose en el síndrome del trabajador quemado que comentábamos.

Si no es una urgencia necesaria, no trabajes más de 9 horas diarias, pon un despertador para obligarte a ello y haz una rutina que requiera que debas dejar de trabajar a esa hora concreta.

Ese es el primer paso para teletrabajar sin estrés.

Sensación de soledad y quemarse con el trabajo

Sobre todo se da en aquellas personas que viven solas y están o han estado confinadas. Sin duda es mucho más complicado ya que no tienen una persona junto a ellos con la que llevar un horario estricto. Presentan una sensación de agobio generalizada difícil de gestionar.

También aquellas personas que viven con familiares, con niños o que en general necesiten su tiempo pueden presentar unos síntomas parecidos. En general el estrés y la ansiedad harán que nuestro día a día sea algo cada vez más aburrido y complejo de llevar.

Siempre hemos oído aquello de que nos debe gustar lo que hacemos, pues al pasar tantas horas al día en un trabajo el que nos guste lo que hacemos se vuelve fundamental, sin embargo incluso aunque nos guste lo que hacemos intervienen factores que pueden echarnos para atrás, como la carga de trabajo, los clientes o el estrés asociado a vivir en tu mismo lugar de trabajo.

Cuando este estado se convierte en algo crónico tendemos a despersonalizar las tareas, es decir, aquello que nos llenaba y que nos gustaba se vuelve tedioso o algo que no va con nosotros, tratamos con frialdad a aquellos que nos rodean en el trabajo, bajamos nuestra productividad y la sensación de bienestar o realización, lo que lleva inevitablemente a pensamientos negativos tanto de uno mismo.

Claves para teletrabajar sin estrés

Lo más importante es centrar y ser estrictos con un horario como ya hemos mencionado anteriormente. Y saber diferenciar entre lo que podemos controlar y lo que no.

Salir de casa: Esto parece contradictorio con las medidas que vivimos actualmente pero siempre que podamos y la situación nos lo permita, debemos intentar salir de casa aunque sea a dar un paseo solos y alejados de la gente. El simple hecho de que nos dé el aire o el sol de manera natural nos beneficiará y nos sentiremos menos atrapados.

Evitar distracciones: Estando en casa es muy fácil dejarse llevar por las distracciones. Desde el hecho de poner la televisión de fondo a que la persona con la que convivimos nos interrumpa para cosas innecesarias o las redes sociales. Todo esto no sólo nos roba tiempo sino que nos desconcentra y retrasa nuestras tareas laborales.

Descansos: Estos son incluso más importantes en el teletrabajo ya que debemos imponernos una media hora de descanso como mínimo cada 4 o 5 horas. Lo mejor es desconectar sólo una vez en lugar de pocas veces cada hora ya que nos costará más volver a coger el ritmo.

Evitar la soledad y el aislamiento: Como ya hemos comentado, la soledad puede ser un mal endémico si se teletrabaja, eso sin mencionar la dependencia emocional que crearemos en las personas más cercanas.

Por tanto intenta hablar con tus más allegados lo máximo posible para establecer un ambiente de naturalidad. Si además puedes verles, ya sea por videollamada o en persona, mejor que mejor. Imagina lo duro que hubiese sido un confinamiento sin las telecomunicaciones con las que contamos hoy en día, así que saca provecho de ello.

Esperamos que estas claves para teletrabajar sin estrés te hayan ayudado. Para cualquier consulta no dudes en escribirnos a [email protected] o llámanos en el 915623947

Anterior

La psicología detrás de una casa desordenada

Cómo identificar el déficit de atención e hiperactividad

Siguiente

Deja un comentario