Cómo ayudar a tus hijos a aceptar tu nueva pareja

| |

 Después de un divorcio o una separación siempre vienen tiempos turbulentos a la hora de explicar a los hijos lo que sucede y que no guarden rencor a ninguna de las partes. Pero hay otro momento que muchos padres no saben cómo reaccionar. El presentar a la nueva pareja de uno de sus padres, es lógico tener miedos e inseguridades sobre cómo se comportarán y si lo aceptarán como padrastro / madrastra en buenos términos. Tú puedes ayudar a tus hijos a adaptarse a esta nueva situación y fomentar la aceptación de tu nueva pareja o al menos que le den una oportunidad. Te contamos cómo:

 Muchos padres optan por no contar nada sobre su relación hasta que se convierta en algo serio, este paso es importante ya que si hemos presentado muchas parejas anteriormente los niños tenderán a pensar que la siguiente es también pasajera, es por ello que es recomendable presentarles cuando se tenga una relación seria. Si nos ponemos en su lugar, tener un adulto nuevo en su vida puede ser estresante en un primer momento, no ya por la aceptación de éste, sino que se trata de adaptarnos a una nueva persona con su forma de ser, gustos y que supone un proceso de aceptación por ambas partes.

Una rápida primera impresión

 Antes de la presentación es importante contar con los hijos, hablar con ellos y explicarles lo que ocurre de modo que ellos sientan que su padre confíe en ellos para este tema, es mejor tratarlo con la mayor normalidad posible y describir levemente a la persona, como lo que le gusta hacer, etc para que cuando llegue el momento tengan unas expectativas. A la hora de presentar a la nueva pareja es fundamental que ellos conozcan de antemano que existe y cuanto más sepan de ella, mejor.

 Para restar importancia en ese primer encuentro o simplemente no añadir presión social, lo mejor es que la primera impresión sea corta, es mejor ir introducir a la nueva pareja en la vida de los pequeños poco a poco que pasar todo el primer día con ellos o intentar agradarles a toda costa. El motivo de esta recomendación tiene más que ver con los niveles de estrés de los pequeños, que se encontrarán de pronto con un nuevo adulto importante en su vida cotidiana y estarán nerviosos, con lo cual es mejor ir dosificando al principio los encuentros para introducirse en su rutina como algo normal y lógico, en lugar de aparecer de repente y estar mucho tiempo con ellos, ya que una de las cosas primordiales que debemos evitar es que los niños asocien a la nueva persona con pasar menos tiempo con su progenitor. Por contra, es recomendable permitir que hagan todas las preguntas que quieran a la nueva pareja y no poner ninguna traba para que se conozcan mejor.

Evitar el sentimiento de culpa en los niños

 Además de esto, es importante respetar los sentimientos de los pequeños y darles tiempo, es probable que no se sientan bien o sigan teniendo la esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos, es por ello que no debe presionar, al contrario, se debe tratar con paciencia y cariño para adaptarse a la nueva situación. Cada persona es un mundo y mientras algunos niños se adaptarán rápidamente, otros tardarán muchos meses.

 Otro problema habitual en algunos niños es el sentimiento de culpa al querer a la nueva pareja, es posible que sientan que traicionan a uno de sus padres, aunque aquí entrarían nuevos factores en juego, es importante contar con el apoyo de la ex pareja y que ésta dé mensajes positivos ya que, sean cuales sean las circunstancias, queremos que nuestro hijo se sienta a gusto en casa de nuestra ex pareja.

 La aceptación debe producirse de manera progresiva y de forma natural, sin presiones. Hay que tener en cuenta que en ocasiones la nueva pareja también tiene hijos y el proceso debe ir en ambos sentidos. El espacio es una de las cosas más importantes a tener en cuenta, delimitar lo que es de cada uno pero compartiendo espacios, es decir, dejar espacio para la intimidad de cada uno si se van a vivir juntos.

 Esperemos que estos consejos os sean de ayuda. Si necesitáis más información o tenéis alguna pregunta no dudéis en escribirnos a info@psytel.es

Anterior

Vencer el miedo a las agujas

Cómo resolver un problema de eyaculación precoz

Siguiente

Deja un comentario