Cómo reforzar tu relación en las vacaciones

| |

Las vacaciones son uno de los momentos del año más importantes para reducir el estrés y recuperar nuestro bienestar, así como el momento idóneo para compartir experiencias con nuestros seres queridos. Es un periodo perfecto para disfrutar en pareja y reforzar tu relación. Por desgracia, la convivencia y falta de obligaciones diarias pueden dar al traste con tu relación. No en vano, según las estadísticas, una de cada tres separaciones se producen en el periodo posvacacional y es que lo que vemos como un sueño puede transformarse en pesadilla casi sin darnos cuenta.

¿Cómo afrontar las vacaciones?

 Viajes o no, lo bueno de las vacaciones es que te permite hacer cosas en común que te unirán más a tu pareja. La señal más obvia es cómo reaccionamos a este aumento de tiempo con la otra persona, si ya desde la planificación discutimos tenemos que pensar que algo no va por el buen camino ya que estamos poniendo la base de nuestras vacaciones en emociones negativas, lo más común es que uno de los dos no esté de acuerdo en algo que al final se haga, sentando una base para éste en sentirse incómodo o no lo suficientemente valorado.

 Estas discusiones pueden endurecerse al compartir más tiempo juntos de lo habitual pero lo peor sin duda es cuando dejáis de discutir para evitar conflictos pero os siguen molestando cosas del otro; simplemente habéis dejado paso a la indiferencia o la frustración de saber que pensar que lo que te molesta no tiene solución, ése es un momento crucial en el que debes replantearte tu relación. Por eso es importante comenzar el tiempo de planificación con ilusión conjunta y sobre todo escuchar lo que quiere el otro para poder encontrarse en un punto intermedio e intentar discutir lo menos posible dentro de lo que puedas, recuerda que no debes guardarte cosas que realmente te molesten pero sin crear conflicto.

 Una de las bases a tener en cuenta para llevar las vacaciones a buen puerto es que colaboréis conjuntamente en la planificación, según se dice, cuanto más penséis qué hacer conjuntamente mayor será la unión que tendréis cuando llegue el momento de llevar a cabo lo planeado. Si podéis no planificar todo, mucho mejor, lo mejor es dejar al menos un tercio de cada día a la improvisación, de manera que todo sea mucho más excitante ante lo desconocido y, sin duda, es una de los factores que más reavivarán la chispa.

Una vez estéis en el destino es fundamental la comunicación y hacer, en la medida de lo posible, cosas que los dos queráis, también tener una sorpresa preparada ayudará a la otra persona a sentirse cuidada. Además, si podéis viajar a un sitio nuevo aún mejor ya que estaréis descubriendo un lugar a la vez, lo que hará que esa sensación de unión aumente.

Tiempo también para cada uno

Otro aspecto importante que muchas parejas olvidan es que las vacaciones son tienen que suponer tiempo de relax para cada uno de manera individual. Aunque lo mejor es compartir momentos y así poder recordarlos juntos, busca también un momento para la soledad, por ejemplo, leyendo en la piscina del hotel o la playa. Por tanto dedica un mínimo de al menos 30 minutos al día durante tus vacaciones también a tí mismo y a lo que te gusta.

Esperamos que tengáis unas buenas vacaciones ya sea en pareja, familia, amigos o con la compañía de uno mismo.

Anterior

¿Por qué es mejor invertir en experiencias que en cosas?

Lo que tu foto de perfil dice de tu personalidad

Siguiente

Deja un comentario