Consejos para la cuarentena por Coronavirus

| |

 Ante esta nueva situación que jamás hemos vivido es muy fácil perder los nervios o sentirse vulnerable, sobre todo en los primeros días de aislamiento. Nuestra sociedad especialmente es una muy social y que vive mucho al aire libre, a diferencia de buena parte del norte de Europa, para el que la reclusión en estos meses puede que sea menos traumático. En cualquier caso hemos elaborado una lista de consejos para hacer más llevadera este aislamiento.

 

Crear una rutina realista

 

 La mejor manera de enfrentarse a una crisis es enfocarse en los aspectos positivos que podemos sacar de ella, porque los hay. Es decir, lo hay que cambiar el pesimismo por oportunidad. Por ejemplo, el hecho de pasar más tiempo en casa nos va a permitir aprender nuevas habilidades que incluso pensábamos que no teníamos. 

 

 Por ello, es imprescindible que nos sentemos un momento y empecemos a planificar lo que vamos a hacer día a día. Si te encuentras entre aquellos que pueden teletrabajar lo mejor es repartirte las horas de la misma manera que lo hicieses en la oficina intentando que sea en una habitación sin demasiadas distracciones incluso aunque se tengan niños (para ellos también crearemos una rutina, no totalmente lúdica sino basada en el aprendizaje).

 

-Lo primero que tenemos que hacer es pensar ¿Qué queremos aprender o sacar de este tiempo que tenemos en casa? Nuestra recomendación es que dediquemos una hora a aprender online algo que nos gusta. Por ejemplo, es un buen momento para aprender idiomas o bien encaminar nuestro currículum a aquello que siempre hemos querido hacer. ¿Por qué no aprender a programar o a cocinar? Tenemos todo el tiempo en nuestras manos.

 

-Si bien debemos al menos rellenar una hora de contenido de aprendizaje, es imprescindible también que dediquemos al menos una hora a nuestro bienestar. Hay numerosos canales online en los que podemos seguir sesiones de yoga, gimnasios, aerobic o bien si disponemos de herramientas en nuestro hogar, es bastante recomendable hacer algo de bicicleta estática o pesas. La idea es que estemos en movimiento, lo que nos ayudará no sólo física sino psicológicamente.

 

-Otra hora podemos dedicarla al mantenimiento del hogar: limpiar, planchar o incluso aprender a cocinar poco a poco. Incluso si sois varios de la familia en casa hacer este tipo de cosas juntos puede ser muy productivo y uniros más.

 

Hay que intentar seguir al menos estos pasos todos los días. Los expertos aseguran que después de cinco o seis repeticiones nos costará mucho menos establecer estos pasos a diario. Cada rutina que introducimos, tenemos que ser conscientes que es realista, es decir, si nos pasamos y metemos demasiadas cosas, es muy probable que acabemos con pequeños cuadros de ansiedad, por tanto es imprescindible que sepamos hasta qué punto podemos introducir nuevas o demasiadas rutinas.

 En cualquier caso os recomendamos contactar con un especialista en ansiedad online para evaluar vuestra situación. Podéis contactar con nosotros en info@psytel.es a través de la que os ayudaremos en todo lo que necesitéis.

Anterior

Mitomania: cuando la mentira se convierte en una enfermedad

La importancia de la terapia online en tiempos de confinamiento

Siguiente

Deja un comentario