Los mejores consejos para afrontar el teletrabajo

| |

 No hay duda que este 2020 hemos cambiado nuestra forma de hacer las cosas debido a la pandemia de coronavirus que ha asolado el mundo. Aunque ya había teletrabajo antes de la pandemia, ahora se ha extendido por casi todos los sectores. Sin embargo, no todo el mundo está preparado para ello, por eso os damos una serie de consejos para hacer el teletrabajo más llevadero.

Principales problemas a la hora de teletrabajar

 Adaptarnos a una forma de trabajo en casa, sin contacto físico con los compañeros ni el ambiente de trabajo puede generar una serie de problemas que no vemos a simple vista. Además el hecho de que el lugar de trabajo sea también en el que se habita puede crear grandes dificultades para desconectar.

 –Sentimientos de sobrecarga y culpabilidad. (Es mucho más complicado delegar las tareas al día siguiente, lo que genera un sentimiento de culpabilidad, además de agotamiento emocional).

Insomnio (Uno de los principales males del confinamiento son las alteraciones del sueño, generados por una mezcla de estrés y cansancio).

Soledad (Mucha gente no valora los aspectos positivos de acudir al sitio de trabajo, las relaciones sociales y de ambiente que se generan, incluso aunque los compañeros no sean de nuestro agrado).

Problemas físicos (Dolores cervicales, cansancio, tensión etc)

Sensación de enfado (La irascibilidad aumenta con estar confinados para teletrabajar).

 Cada persona tiene una situación concreta que le hará sufrir algunos aspectos más que otros. En cualquier caso, es importante identificar los problemas que tenemos para así ser más eficientes a la hora de atajarlos.

CONSEJOS SI TELETRABAJAS

Levántate siempre a la misma hora

 Puede que suene arquetípico pero el hecho de no tener que acudir a tu lugar de trabajo no necesariamente implica que puedas levantarte cinco minutos antes de empezar tu jornada.

 Los seres humanos necesitamos de un periodo de tiempo desde que nos despertamos hasta que comenzamos nuestras rutinas. Esto ayuda a relajar la tensión y el estrés y sentirnos más a gusto ya que no tenemos que ponernos inmediatamente a trabajar. Si tu jornada empieza a las 9.00 h es muy recomendable que te levantes todos los días a las 8.00 h y utilices esa hora para desayunar tranquilamente, ducharte, ver las noticias o leer. En definitiva, estar relajado.

Cámbiate de ropa para trabajar

 Otro aspecto que se suele descuidar a la hora de teletrabajar es la vestimenta. No es necesario ponerse traje si las videoconferencias no lo requieren pero sí es muy recomendable cambiarse de ropa en las horas en que teletrabajes ya que te permitirá discernir fácilmente tu vida laboral del ocio. Así que utiliza ropa de calle cómoda durante las horas que estés frente al ordenador. La sensación será mucho más grata durante y al terminar esas horas. 

Si tienes dudas sobre qué es lo más conveniente para trabajar puedes leer nuestro artículo sobre vestimenta en el trabajo.

Prioriza tareas

 Un problema que se suelen encontrar las personas recién llegadas al teletrabajo es que no saben exactamente qué tareas deben priorizar antes que otras. Esto se debe sobre todo a que al no estar en nuestro ambiente de trabajo es muy sencillo que perdamos la idea de lo que la empresa necesita más urgentemente, también porque la conversación empresarial que surge en los ambientes de trabajo disminuye y nos perdamos ante un mar de tareas.

 Podemos usar una enorme cantidad de herramientas gratuitas para ello. Desde el Tasks de Google o el To-do de Microsoft a otros más sofisticados como Trello.

Sigue los horarios y aprende a decir que no

 Un consejo fundamental para el teletrabajo seguir los mismos horarios o similares que los que llevábamos cuando trabajábamos físicamente. Además tenemos que poner descansos cada hora o dos horas y sobre todo saber cuándo terminar nuestra jornada. 

 Uno de los puntos más negativos del teletrabajo es que al fusionar los ambientes de hogar y trabajo, es difícil poner cerco a uno y a otro. Es decir, que nos cuesta terminar de trabajar a nuestra hora y fácilmente podemos seguir toda la tarde hasta terminar una tarea.

 Esto acaba deteriorando al trabajador a base de estrés e imposibilidad de desconexión, por tanto es muy importante no quedarse más de la hora prevista trabajando y, del mismo modo, intentar no alargar los descansos en exceso.

 También en muchos trabajos nos encontramos con que seguimos recibiendo “inputs” incluso después de nuestra jornada laboral y nos sentimos obligados a realizarlos. Esto es algo que los autónomos conocen bien y es muy importante dejarlo estar, decir que no o incluso ignorar. Aprender a hacer esto nos llevará a un punto mucho más sano en nuestra relación con el teletrabajo.

¿Qué te han parecido nuestros consejos para el teletrabajo? ¿Qué recomendaciones darías tú?

Anterior

La nostalgia nos puede beneficiar más de lo que crees

Deja un comentario