Juntos contra la homofobia en el día internacional

| | ,

 Todos los 17 de mayo se celebra el día mundial contra la homofobia, fecha que conmemora la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la asamblea general de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Han pasado 27 años y la situación del colectivo ha mejorado en algunos países. A pesar de ello falta mucho por hacer, no en vano, sólo en Madrid se produjeron 239 agresiones de odio por discriminación sexual, con lo que esta violencia es una lacra a combatir más que nunca.

Aceptando la homosexualidad

 Para hablar de homofobia hay que saber de lo que se habla, se trata de un miedo u odio irracional hacia personas homosexuales, para entender bien de que hablamos podemos poner como ejemplo otras grandes fobias que a lo largo de la historia han contagiado a la sociedad produciendo varios de los momentos más negros de la historia como pueden ser la judeofobia / antisemitismo, que tuvo su punto álgido como todos sabemos en los campos de concentración nazis o la negrofobia durante la primera mitad del siglo pasado en EEUU. Particularmente se puede establecer una analogía con estos dos odios históricos e irracionales, además, se puede entender más fácilmente la estupidez de la homofobia mediante ejemplos de lo que dicen los homófobos: dicen que la homosexualidad es una moda, que las personas homosexuales “se hacen” homosexuales o incluso que son convertidas. Está más que demostrado que la homosexualidad tiene una base genética, la gente no “decide” ni se convierte porque no se puede, de la misma forma que si tienes los ojos verdes y no marrones, o una persona es blanca o negra, es simple diversidad.

 Del mismo modo, otros critican el “modo de vida” homosexual, como si éste fuese diferente del resto de personas y se tiende a estereotipos vistos en películas o televisión (se ha utilizado la imagen homosexual en el cine con la parte “cómica” o bien de locura, como en Mujer soltera blanca busca y referente habitual de los thrillers eróticos de los 90 que no daban una imagen muy normal que digamos). El hablar del “modo de vida” como algo que engloba, como si pudiésemos hablar del “modo de vida” de los rubios en base a nuestros prejuicios o lo que hemos oído de ellos y criticarlo no es más que la misma excusa que Hitler puso contra los judíos y su modo de vida antes de la segunda guerra mundial basado en prejuicios y odio irracional.. y ya sabemos cómo acabó todo.

Para luchar contra la homofobia surgió el orgullo gay, para representar a través de una manifestación aspiraba a promover una visión más cercana y real a la homosexualidad no basada en estereotipos y hacer ver a la sociedad que la homosexualidad existía y no era una conducta depravada como se veía hasta entonces. Es cierto que la celebración del orgullo se ha convertido en una fiesta en los últimos años y eso debería ser motivo de alegría para todos. Otros en cambio se esfuerzan en preguntar cosas como “¿para cuándo un orgullo heterosexual?” Lo que estas personas no piensan es el esfuerzo que tienen que sentir los homosexuales al salir a la calle y, por ejemplo, ir cogidos de la mano (repetimos, hubieron 239 agresiones el año pasado por motivos como este, ver a dos hombres o dos mujeres paseando de la mano).

Este verano se celebrará en Madrid el World-pride, el orgullo gay que este año adquiere una connotación mundial ya que Madrid se convertirá en la capital del orgullo global (cada dos años se organiza en una ciudad distinta).

Problemas en el mundo

IGLA MAPA HOMOFOBIA

En el mapa superior podemos ver los países según la protección LGBT del estado, es un mapa realizado por ILGA (Asociación internacional de lesbianas, gays, transexuales e intersex), siendo Europa occidental (incluyendo a España) y los países escandinavos así como América del Norte los que más protegen a su población LGTB. En la otra cara de la moneda están los países árabes, sin duda los menos permisivos así como varios de África y Asia. Nada menos que en 72 países la homosexualidad sigue estando penada con la muerte a nivel legislativo, eso sin hablar del rechazo social que produce. Es por ello que luchar contra la homofobia es más importante que nunca.

En las últimas semanas el fantasma de la segunda guerra mundial ha vuelto a aparecer en Chechenia, donde numerosos testigos afirman que el gobierno tiene varios campos de concentración para homosexuales para asesinar y “reeducar”.

En definitiva, a pesar de los logros alcanzados en los últimos años, seguimos estando lejos de una normalización, muchas personas tienen miedo a contar a sus seres queridos a quién aman de verdad por el qué dirán o por temor a ser agredidos. La homofobia es un problema social que ha de ser combatido sin dilación ni excusas.

Anterior

Cómo cambia a los niños el amor de una madre

Varios signos de que sufres ansiedad

Siguiente

Deja un comentario