¿Cuáles son las claves para no procrastinar?

| | ,

Procrastinación. Una palabra de origen latino que parece haberse puesto de moda. ¿Qué significa?

Procrastinar-752x440

Se trata de dejar las cosas para más adelante, un hábito bastante poco productivo que puede conducir a situaciones embarazosas o que tengamos problemas para llevar a cabo nuestras tareas diarias si nos acostumbramos a ello.

Si hemos dejado alguna vez algo para más adelante y al hacerlo no han habido malas consecuencias, nuestro cerebro nos envía señales contradictorias; por un lado sentimos cierta recompensa, lo que nos conduce a pensar que lo podemos volver a hacer sin consecuencias directas. Por ello te contamos varias estrategias para dejar de procrastinar y te invitamos a nuestro taller gratuito en evitar la procrastinación que tendrá lugar en Psytel el martes 12 de Febrero de 11:00 a 12:30.

La estrategia para no dejar las cosas para mañana

Todos en algunos momentos hemos dejado las cosas que teníamos que hacer para mañana. Es muy típico que la pereza o el cansancio haga mella en nuestras ganas de hacer un esfuerzo extra para terminar esa tarea tan aburrida que tenemos que realizar.

Ya lo decía continuamente Escarlata O’Hara en “Lo que el viento se llevó” cada vez que aparecía una preocupación en su vida con la mítica frase “ya lo pensaré mañana”. E incluso al escribir este texto he tenido cierta tentación de procrastinar y terminarlo en otro momento, sin embargo sólo he tenido que recordar las claves para evitarlo. Lo primero, hay que ser consciente de nuestras emociones. Es muy probable que te entre ansiedad al estar realizando la tarea, lo más importante es no ceder ya que en ese momento tu cerebro buscará otras tareas más divertidas para evadirse o bien excusas con las que posponer lo que estás haciendo “Ahora tengo hambre, lo terminaré cuando vuelva” o “La última vez lo acabé al día siguiente sin problemas” por lo que, como decíamos antes, si por experiencia ya sabes que puedes salirte con la tuya, tu cerebro tendrá una tendencia a procrastinar más y más.

Este fenómeno se produce sobre todo porque buscamos recompensas instantáneas, cosas que nos beneficien al momento y resulta difícil pensar a largo plazo. Pero es hora de que empieces a seguir la siguiente pauta.

Primer paso: Al notar que deseamos dejar las cosas para más adelante, piensa lo siguiente: “de acuerdo, en cinco minutos haré una parada”. En cinco minutos es posible que necesites parar y descansar, pero piensa en ese momento que estás más cerca del final de la tarea que hace sólo un poco así que, ¿por qué no dejar el descanso para más adelante?. Por supuesto, la estrategia se basa en ser honesto con uno mismo, si realmente piensas que en cinco minutos quieres descansar, entonces no dudes en hacerlo, pero si puedes seguir un poco más, serás más productivo.
Es una estrategia que se basa en nuestra inteligencia emocional y la neurociencia. Es muy similar a la estrategia para dejar de fumar. Si tienes ganas de fumar pero lo estás dejando, párate a pensar “ok, fumaré dentro de diez minutos, pero hasta entonces no”. Lo que se produce en tu cerebro es una sensación de recompensa, ya que sabe que en diez minutos va a conseguir lo que quiere, por tanto en la gran mayoría de ocasiones, habremos vencido gran parte de nuestra ansiedad en esos diez minutos y nos cueste menos continuar sin fumar (o en este caso, realizando la tarea que estemos haciendo que nos aburre o resulta incómoda). Pero repetimos; para el éxito de este primer paso es imprescindible ser honesto con uno mismo, no tiene sentido engañarnos ya que nuestra mente sabe la artimaña que vamos a utilizar.

Segundo paso: Otra de las claves de la procrastinación es que al dejar las cosas a medias nos quedamos o bien sin nada que hacer, en un espacio de tiempo en el que nuestra culpabilidad aumenta exponencialmente o bien hacemos otras tareas en lugar de la que estamos haciendo como fregar o ver la televisión.
La clave en este segundo paso es establecer un esquema propio temporal por el que no cedamos. Por ejemplo “Voy a estar dos horas más con esta tarea” como si fuese nuestro trabajo y no hacer descansos.

Estos dos pasos nos pueden salvar más de una vez pero sobre todo nos harán ser más disciplinados con nosotros mismos y nuestras tareas.

Hemos preparado muchos más consejos y estrategias en un taller gratuito que como decimos tendrá lugar el 12 de febrero. ¡Apúntate ya en info@psytel.es y no lo dejes para mañana!.

Anterior

¿Qué es el Mindful eating?

Algunos significados curiosos de los sueños

Siguiente

Deja un comentario