Dejar de fumar con estos consejos en el día mundial sin tabaco

| |

Cada 31 de mayo la OMS (Organización mundial de la salud) celebra por 29º año consecutivo un día sin tabaco cuyo objetivo es poner de manifiesto los problemas de salud que provoca el tabaco y el intento de erradicar esta costumbre tan arraigada en la sociedad que provoca enfermedades respiratorias y acorta la vida. Este año la OMS ha decidido llevar como lema “El tabaco, una amenaza para el desarrollo”, que a priori puede parecer un poco extraño si no se explica: Más que en el tabaquismo en sí mismo, este lema pretende ir en contra de la industria tabacalera, que afecta al desarrollo sostenible y forma parte de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

 En cualquier caso, cada año los fumadores tienen más difícil seguir fumando, ya sea por la subida de impuestos, la prohibición hace años de fumar en espacios cerrados o la inclusión de imágenes perturbadoras en las cajetillas desde hace años.

Lo cierto es que dejar de fumar debe partir de una decisión personal, sino, no funcionará y uno acabará volviendo al hábito. Se estima en torno al 64% el porcentaje de fumadores que quieren dejarlo o lo han intentado en el pasado. Y es que los no fumadores no tienen conciencia de lo difícil que puede resultar acabar con ese hábito, sobre todo en personas que llevan casi toda la vida fumando. Pero la realidad es que en España, cerca de 160 muertes al día tienen relación con el consumo de tabaco ya sea por problemas cardiovasculares relacionados, cancer de pulmon, etc. Y eso sin tener en cuenta a los fumadores pasivos, aquellos que se encuentran cerca de fumadores y humo como pueden ser nuestros hijos, familiares o amigos.

¿Cómo puedo dejar de fumar y no volver a caer?

En la actualidad hay numerosos medicamentos recomendados para dejar de fumar que tienen una eficacia probada en torno al 80% de éxito, los más conocidos son el Zyntabac y el Champix, pero más allá de estimular el cerebro para evitar la necesidad de nicotina, el mayor problema viene con la rutina. Los fumadores se acostumbran a encender un cigarrillo en algunos momentos como al desayunar o tomar una cerveza y su cerebro tiene ya esa rutina asimilada y espera esa dosis de nicotina o bien esa sensación de relajación que se experimenta. Es por ello que una manera inteligente de luchar contra esa sensación de necesidad es el control estimular:

Esto consiste en eliminar todo aquello que recuerde al acto de fumar, desde el alcohol, los ceniceros o bien el café, al menos durante un mes o dos, para ayudar a olvidar esa sensación de querer fumar, de esta manera será mucho más fácil no caer en la tentación.

Realizar ejercicios cognitivos como Mindfulness ayudan mucho a dejar de tener ganas de fumar, pensar y ser conscientes del dinero, la salud y el tiempo que nos dejamos en este vicio nos ayuda a verlo de manera negativa.

Otras opciones que los fumadores eligen es cambiar de marca de tabaco o bien fumar mentolados o tabaco de liar e ir bajando la dosis diaria hasta terminar con el hábito con el tiempo. La mejor época para dejar de fumar es precisamente el verano, con el calor se tiene menos ganas de fumar ya que seca la boca.

Esperamos que te hayan servido estas ideas si quieres dejar de fumar pero recuerda que la base debe estar en tu fuerza de voluntad y tus ganas reales de dejarlo.

Anterior

Cómo superar la dependencia emocional

¿Por qué mentimos a nuestras parejas?

Siguiente

Deja un comentario