Cómo sobrevivir a las discusiones familiares en navidad

| |

 La navidad está a la vuelta de la esquina, se trata de ese momento mágico en que además la mayor parte de la familia se reúne para compartir una cena en nochebuena y regalos en navidad (a no ser que seamos más tradicionales y esperemos a reyes). Estas fechas de reencuentros pueden ser una gran causa de estrés debido a las discusiones familiares.

 Sin lugar a dudas, la navidad es la época del año en que más discusiones familiares se producen, puede que sean las distintas opiniones tanto políticas como sociales (y este año a nivel político viene cargado de opiniones) o problemas más internos como distintos valores familiares, favoritismos o viejas rencillas.

 La revista Relate de Reino Unido hizo una encuesta general en la que el 68% de los encuestados respondió que la Navidad es la época del año más probable en que acaben discutiendo por alguna razón, siendo la nochebuena y el día de navidad los días más proclives a acabar gritándose unos a otros. Para evitar que este año la reunión familiar se convierta en otra guerra dialéctica te contamos cómo sobrevivir a una discusión navideña:

  1. Mantenerse positivo

Es probablemente lo más complicado y dependiendo de la personalidad de cada uno puede ser un gran handicap a sortear. Pero la negatividad sólo te proporcionará malos sentimientos y sobre todo te hará sentir miserable.

    2.Haz las cosas sólo si quieres

Uno de los grandes problemas de las cenas navideñas es el quién lleva qué y si se paga en consonancia. No estás obligado a hacer nada que no quieras, ni a llevar algo si no se te ha pedido, también es importante que no te sientas obligado a llevar o pagar nada, es mejor si la cosa parece que toma esa vía hablarlo calmadamente y explicar por qué no te sientes a gusto. Intenta llegar a un acuerdo y no dejes que llegue el día y tengas pequeños remordimientos ya que de otra manera sólo estarás ayudando a crear un ambiente proclive a la discusión.

    3.Saber poner los límites

Probablemente sea el punto más importante. Muchas personas van buscando la discusión porque creen que es el momento ideal para hacer valer su opinión y restregar ante los demás que sus opiniones son las más válidas. Este caldo de cultivo para la bronca debe ser parado cuanto antes. Es importante decir algo como “para una vez que nos juntamos por favor, vamos a intentar evitar polémicas” o “es un tema que puede generar malestar, mejor sería dejarlo para luego”. Dependiendo de la personalidad de cada persona, puede que esto ponga fin a la discusión o simplemente la deje para más tarde, pero al menos se habrá ganado tiempo de calidad.

   4.Olvida los problemas familiares

De nuevo muy similar al consejo anterior. No saques a relucir viejas rencillas y si surgen, atájalas lo más pronto posible. Ten en cuenta que es importante si hay un conflicto resolverlo en privado, no hay ningún motivo de exponerlo ante todos en una cena navideña, más allá del puro espectáculo.

   5.Después de la reunión, reserva tiempo para ti

Cuando termine la cena y vuelvas a casa, piensa que lo más importante no es quién gane en la batalla dialéctica sino tu propia calidad de vida. Coge un libro y lee antes de acostarte, haz lo que siempre has querido (como un hobby), cómprate ese vestido que querías, simplemente date un capricho y sobre todo disfruta de la vida, ese es el mejor regalo que nadie te podrá hacer.

Anterior

Vivir en las redes sociales

Cómo evitar las compras compulsivas

Siguiente

Deja un comentario