¿Disfrutamos menos de nuestro tiempo de ocio por las redes sociales?

| | , ,

Todos queremos disfrutar de nuestro tiempo libre, ya sea visitando algún lugar, quedando con amigos o simplemente tirarnos en el sofá. El ocio es imprescindible en nuestras vidas y es uno de los momentos que más disfrutamos. En los últimos años sin embargo el surgimiento de los móviles primero y las redes sociales después ha llevado a un cambio radical en cómo gestionamos esos momentos de ocio. Te contamos porqué.

Un estudio sobre el impacto del uso que hacemos de las cámaras de fotos cuando visitamos un museo revela que disfrutamos y recordamos mucho menos nuestras experiencias cuando estamos pendientes de tomar recuerdos. De una manera interna las cámaras de nuestros móviles nos están haciendo perder la emoción del momento presente. Nuestra mente prefiere delegar la tarea de recordar las cosas tomando fotos, por tanto sin siquiera darnos cuenta disfrutamos menos de la experiencia por la “necesidad” de almacenarla en datos externos y disfrutarlas en el futuro. Se trata de un fenómeno similar al que sufrimos cuando posponemos tareas para otro momento, la diferencia es que esas tareas suelen ser obligaciones o cosas aburridas, sin embargo la visita a un museo o algún lugar debería ser algo que nos produjese placer.

El fenómeno de “Instagramizar” nuestra vida.

La red social que hoy en día triunfa en todo el mundo, Instagram, nació según sus autores para compartir fotografías artísticas y ser una red social con contenido de calidad que la diferenciase de Facebook, que para entonces, el año 2011, ya mostraba una gran cantidad de contenido irrelevante. Lo que no imaginaban es que se convirtiese en un fenómeno global cuyo principal valor añadido era lo sencillo que resultaba retocar fotos para hacerlas dignas de un profesional, lo que ha llevado a que hoy en día miles de personas la utilicen como un elemento esencial a la hora de enseñar a sus amigos (y desconocidos) su vida, normalmente pasada por varios filtros que la hagan más atractiva.

La gran mayoría de contenido que se comparte es esencialmente momentos de ocio, viajes o eventos diarios y se ha convertido en una ventana de muchos hacia el mundo. Es en esos momentos, en los que elegimos el mejor encuadre, la mejor pose o el mejor filtro en el que estamos relegando el valor especial de disfrutar de la propia experiencia en pro de la imagen que vamos a dar sobre cómo la disfrutamos, lo que se traduce en que disfrutamos menos de nuestro tiempo por la importancia que damos a la imagen que queremos mostrar de nuestra vida.

Instagram puede ser una herramienta muy útil y divertida y su propósito es ser una red social amigable pero por diversas razones mucha gente la ha convertido en una forma de ocultar sus problemas y dar una sensación externa de felicidad que muchas veces no se corresponde con la realidad. ¿Somos lo que los demás ven en nosotros?

El principal problema de Instagram es precisamente ese, que nosotros, casi exclusivamente, compartimos contenido que creemos que nos representa positivamente, lo que puede crear una ansiedad por cómo nos ven los demás y nos puede llevar a engañarnos a nosotros mismos.

Haz que tu tiempo sea sólo tuyo.

Una de las mejores maneras de disfrutar de nuestro tiempo de ocio es olvidándonos de estructurar fuertemente nuestra semana, es decir, dejar de hacer planes todo el tiempo para todo y disfrutar de lo que nos apetece hacer realmente. Si bien es cierto que es importante para mantener una organización básica poner algunos quehaceres como limpiar la casa, ir a clases de algo que nos gusta o al gimnasio, la mayoría de los estudios afirman que lo mejor para disfrutar del tiempo de ocio es improvisar y hacer lo que más nos apetezca.

¿No sabes qué hacer en tu tiempo libre? Una buena forma es fijarse en lo que otros hacen, por ejemplo hacer ejercicio semanalmente, y no sólo físico en un gimnasio sino mental leyendo algún libro, empezar algún curso de algo que te haga ilusión, ser voluntario por alguna causa (el altruísmo es una de las mejores sensaciones que uno puede tener), tener hobbies, pasar tiempo con familia o amigos… la lista es interminable, encuentra qué es lo que te hace feliz y foméntalo.

Anterior

Los regalos más adecuados para tus hijos estos reyes

Canal de Casa Vivir en Pareja

Siguiente

Deja un comentario