¿Qué es lo que las drogas hacen a tu cerebro?

| |

 Cuando hablamos de drogas, la gente suele asociar la palabra con sustancias psicotrópicas, pastillas o polvos. Sin embargo otras mucho más consolidadas en nuestra cultura como el alcohol o el tabaco también son drogas, a pesar que las vemos de una manera más despreocupada. No debemos olvidar, por ejemplo, que en el siglo XIX la cocaína también llegó a ser legal y se usaba principalmente como si de un paracetamol se tratara e incluso con cierto cotidianidad. Pero ¿cuál es el efecto que producen todas estas drogas y cómo afectan a tu organismo?

Quizás la droga que está más en boca de todos en estos momentos sea la marihuana ya que hay una cierta presión social creciente para su legalización debido a su uso medicinal. Sus efectos, como la mayoría de drogas, depende de la cantidad y del usuario pero en general cambia la forma en que tu cerebro recibe información y por tanto ve las cosas de otro modo y provoca pequeñas alucinaciones tanto visuales como sonoras. Otro de los efectos más buscados es la de la relajación, por desgracia los efectos físicos distan mucho de ser tranquilos. La tasa de pulsaciones de tu corazón se incrementa entre 20 y 50 pulsaciones por minuto más, una diferencia cardíaca que puede durar hasta tres horas.

Por otro lado, estudios recientes han demostrado que al consumir marihuana tu cerebro se activa en los mismos rincones que cuando tienes hambre, por ello aunque estés lleno tendrás una necesidad de comer psicológica.

Siguiendo con las drogas que alteran tu visión de la realidad encontramos las famosas setas alucinógenas. Se consumen de muchas maneras, desde directamente como si fueran champiñones a en forma de chocolate. Lo más destacado que se produce en tu cerebro es que tus sentidos se dilatan y pierden la noción de la realidad, esto es; se ven sonidos y efectos que no existen y además se pierde la noción del tiempo, ya que este parece alargarse, además provoca que tu cerebro genere serotonina, la sustancia que se libera al hacer deporte o tener sexo. A pesar de ello, el mayor riesgo de tomar setas alucinógenas es la duración del efecto ya que pueden llegar a durar hasta 12 horas y en ocasiones el cuerpo del consumidor no está preparado para soportar tanto tiempo alucinaciones lo que puede generar ansiedad extrema , también el hecho de que el sujeto pierda la conciencia de que lo que está viendo es fruto de las drogas y pueda generar todo tipo de altercados. Es por todo ello que son drogas muy peligrosas en pacientes de psiquiatría.

Otra de las drogas más consumidas en ambientes lúdicos es la cocaína. Además de los efectos físicos que puede producir su uso en zonas como la nariz / septum, también genera otros efectos como la pérdida de apetito o una mayor frecuencia cardiaca. Sin embargo, a diferencia de los opiodes, el uso habitual de esta sustancia no suele provocar cambios físicos en los sujetos. Al ser esnifada, los efectos se sienten en cuestión de segundos y suponen una gran euforia que dura unos veinte minutos, es una droga bastante adictiva aunque en menor medida que los opiáceos y puede provocar efectos secundarios en el cuerpo a largo plazo a la vez que un síndrome de abstinencia.

Opiáceos y Opiodes: Hay una gran diferencia entre unas sustancias y otras, mientras que los opiáceos hacen referencia a sustancias similares al opio (relajan, quitan el dolor o generan serotonina) mientras que los opiodes están principalmente representados por la heroína o la metadona. Aquí el gran problema además del riesgo de salud que conlleva ya que muchas se administran por vía infravenosa, es la extrema adicción que generan, mucho más alta que en otras drogas como la cocaína o la marihuana, si a esto le añadimos que el cuerpo desarrolla tolerancia, el sistema necesita más para sentir lo mismo que anteriormente, lo que puede acabar fácilmente en sobredosis.
Lo que estas sustancias generan en el cuerpo son exaltación del sistema nervioso de modo que se quita el dolor de todo el cuerpo, se conoce como “rush”, una especie de sensación masiva de bienestar o eufória.

Anterior

Lo que tus dolores de cabeza dicen que tienes

¿Puede la tecnología curar el insomnio?

Siguiente

Deja un comentario