El beneficio psicológico mutuo de nietos y abuelos

| | , ,

 El día 26 de julio se celebra el día de los abuelos. Éstos, como el día del padre o de la madre también necesita reconocimiento por el importante papel que desarrollan los mayores en las familias, sobre todo en la importancia que tienen en el desarrollo de los niños tanto en preescolar como durante toda la infancia.

Los abuelos suponen uno de los estímulos más importantes que reciben los niños, sobre todo por el hecho que, tras los padres, son los vínculos que más efecto tienen en la vida de éstos, lo que agranda la visión de los pequeños de su círculo. En muchos casos los abuelos cuidan durante un gran periodo de tiempo de los infantes, lo que les permiten establecer una relación única, con unos beneficios psicológicos mutuos conocidos como el “apoyo tangible” en la que ambos reciben una contribución saludable.

De esta manera, la vitalidad de la niñez se transmite a las personas mayores, suponen un impulso vital y sobre todo equilibrio emocional en unas edades en las que la soledad suele ser parte de la rutina. Además, para los niños los abuelos les ayudan a crear relaciones con personas de otras generaciones, ya que en ocasiones éstos pueden sentir vergüenza al tratar con personas de edades distintas con las que no suelen hablar. También les ayudará a sentirse protegidos y queridos y pueden ser una influencia saludable durante situaciones conflictivas entre los padres como un divorcio o quizás la enfermedad de alguien allegado.

Es verdad que cada familia es un mundo y hay abuelos con más ganas de disfrutar de tiempo lúdico con sus nietos que otros, o bien no pueden por motivos físicos o psicológicos. En cualquier caso establecer una relación simbiótica es importante para sentar ejemplo de una vida de experiencia, incluso para convertirse en confidentes si se consigue un vínculo equitativo (normalmente ayudarles en la compra, o bien jugando con ellos).  

Para muchas personas, el hecho de ser abuelos supone una etapa más de su ciclo vital, por tanto la importancia psicológica que representan es muy alta ya que dan la sensación de una etapa cumplida y un nuevo renacimiento para ellos como personas. Ese vínculo afectivo tiene además dos beneficios extra: no tienen que asumir la responsabilidad educativa, que recae en los padres, y simplemente son un vehículo para que las normas se cumplan, dejando la oportunidad de que los abuelos se conviertan en fuente de diversión.

 Por eso y por mucho más es importante destacar la labor de los abuelos en la vida de los nietos y la de los nietos en la de sus abuelos, siendo una de las relaciones familiares más positivas que pueden tenerse. Así que si tenéis la suerte de ser abuelos, ¡enhorabuena en vuestro día! ¡Seguid siendo un foco de positividad para vuestros nietos!

Anterior

La razón psicológica por la que nos hacemos selfies

Consejos para reducir el estrés en verano

Siguiente

Deja un comentario