Este es el momento idóneo para tratar adicciones

| | ,

 Las adicciones son trastornos relacionados con el abuso no sólo de sustancias sino también de usos extremos que sentimos como necesarios. Crean una dependencia emocional de la que es muy difícil separarse. Por suerte estamos ante un momento idóneo para tratar adicciones debido a los cambios socioculturales que estamos viviendo en los últimos meses.

Adicciones, qué son y cómo tratarlas.

Se trata de condicionantes que se suelen relacionar con el uso y abuso de drogas. Algunas de estas sustancias son el alcohol, el tabaco, la marihuana o el cannabis, la cocaína, los alucinógenos, los opiáceos, los sedantes y los ansiolíticos. 

 También podemos encontrar adicciones en casi todo tipo de elementos que rigen nuestra rutina diaria. Desde las redes sociales o el móvil en particular a la televisión, e incluso a cosas tan curiosas como hacer ejercicio, casi cualquier cosa que realizamos está expuesta a la adicción si sentimos que su uso nos es imprescindible.

¿Por qué es el momento idóneo para tratar adicciones?

 Como decíamos al inicio, estamos viviendo una etapa social en la que somos más conscientes de los pros y contras de nuestra vida diaria. Con la pandemia de Covid-19 paralizando la sociedad somos más conscientes como individuos de nuestras vulnerabilidades y de lo que puede haber estado afectando negativamente a nuestra vida.

 Por ello a muchas personas les está resultando más sencillo darse cuenta de que ciertos hábitos se han convertido en adicciones y que es mejor para su salud deshacerse de ellos. Ese es el primer paso fundamental que deben dar todos aquellos que buscan dejar atrás las adicciones, darse cuenta de que no pueden controlarla.

 Hay que tener en cuenta, además, que el tratamiento de cualquier adicción es un tema que debe realizarse con un especialista, generalmente un psicólogo que entienda nuestra situación personal, ya que se trata de una serie de medidas muy complejas y que dependen no sólo de cada uno sino del entorno y su vida en particular.

 Sólo el hecho de acudir a un psicólogo para asesoramiento sobre el tema ya es un gran paso. Solemos pensar que nos van a juzgar o bien nos escudamos en que somos lo suficientemente fuertes para superarlo por nuestra cuenta. 

 Este suele ser uno de los grandes errores que cometen las personas con adicciones, y es que no estamos hablando de fuerza de voluntad, que se necesita, por supuesto. Sino de reacciones químicas que nos producirán el conocido “mono” y que no podemos controlar, por eso necesitamos de asistencia y ayuda. 

¿Cómo son los tratamientos de adicciones?

 En Psytel tenemos una amplia experiencia en el campo. La intervención en adicciones se realiza en una serie de fases en las que acompañamos al paciente hacia la abstinencia para la eliminación total del síndrome de abstinencia / conducta adictiva. 

Se pretende restablecer el estilo de vida del paciente y buscar nuevas metas alternativas a la conducta adictiva. Desde la línea de tratamiento cognitivo-conductual, utilizamos técnicas como la psicoeducación, la motivación, la concienciación, el manejo del craving (necesidad intensa de consumo), la prevención de recaída y otros.

Por otro lado, se realiza un asesoramiento familiar (dependiendo del caso y sus características particulares, siempre respetando la privacidad del paciente) para ayudar al paciente en su rehabilitación.  A la familia se la forma sobre el estado en el que se encuentra el sujeto y se orienta sobre cómo actuar y ser un elemento importante de apoyo.

¿Somos adictos a algo?

Es posible que no seamos conscientes aún de que estamos abusando de ciertas sustancias, sobre todo si estas son de uso común como el alcohol o el tabaco. Por eso tenemos una serie de puntos que tenemos también en nuestro apartado de adicciones en nuestra web que preguntarnos a nosotros mismos:

  • Existe tolerancia (una necesidad creciente de consumo de la sustancia).
  • Hay una dependencia psicológica.
  • Presencia de síndrome de abstinencia.
  • Se toma la sustancia, o se mantiene la conducta adictiva, en una cantidad superior a la que inicialmente se pretendía.
  • Deseo persistente de controlar o interrumpir el consumo.
  • Se dedica mucho tiempo a actividades relacionadas con la conducta adictiva.
  • A pesar de tener problemas relacionados con la conducta adictiva, ésta se mantiene.
    Se reducen la actividades sociales o recreativas importantes.
  • La adicción comporta consecuencias negativas para la propia vida y la de otros.
  • Existe una falsa percepción de control sobre la conducta adictiva (cree que tiene la capacidad para abandonar el consumo).
  • Hay negación de la adicción o de las consecuencias negativas que comporta.

¿Qué te ha parecido el tema de las adicciones? Si tienes cualquier idea o bien eres o conoces a alguien adicto, puedes contárnoslo de manera privada escribiendo a nuestro email: [email protected]

Anterior

Los mejores consejos para afrontar el teletrabajo

Curiosidades de la mente que quizás no conozcas

Siguiente

Deja un comentario