50 Sombras de Grey, como abrir tu mente sexualmente

| |

web_fresa-300x200_big_tpOs dejo mi colaboración en un Blog muy interesante, Ancha de Cadera, os lo recomiendo;

Aquí tenéis el enlace, espero que os guste.

http://anchadecadera.wordpress.com/2012/10/31/im-so-sexy-o-como-explotar-nuestras-curvas/

 

Os invito a que leáis la colaboración de Silvia Sanz, psicóloga y sexóloga del centro Psytel, a la que agradezco que se haya tomado la molestia de escribir estas líneas tan motivantes. Desabróchense lso pantalones… y a tomar nota.

 

50 SOMBRAS DE GREY Y NUESTRAS CADERAS, UNA BUENA FUSIÓN

Por Silvia Sanz

Nunca pensé que el BDSM (Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión y Sadismo, Masoquismo) daría tanto juego, como con el éxito de la publicación del libro de “50 Sombras de Grey”, es un modo de normalizar aquello que denominamos como sexualidad no convencional y dar rienda suelta a nuestra curiosidad para poder vivir a través de las páginas de un libro los juegos sexuales más morbosos que nos podamos imaginar.

 

 

La verdad es que ha despertado el erotismo dormido de algunas mujeres, ha introducido elementos sexuales diferentes en muchas relaciones y creo que ha generado más apertura mental respecto al sexo. Pero sobre todo, nos ha hecho darnos cuenta que si algo está permitido entre dos, casi todo vale.

Podemos utilizar este libro como un afrodisíaco, de hecho, cuando se inició la venta del mismo, se disparó la venta de vibradores en Manhattan. Pero aún sin vibradores, potenciemos nuestras curvas para iniciarnos en un mundo sexual donde cada día podemos descubrir algo más y donde el límite lo ponemos nosotras mismas junto a nuestras parejas. Donde lo importante es laimaginación y la apertura mental.

 

 

La perfección no es sexy, las curvas son sensuales, las caricias, las palabras, la voz, el movimiento son algo más erótico de lo que creemos.

Te dejo diez sugerencias para optimizar tus encuentros sexuales, donde tus fantasías juegan un papel protagonista:

1. Mente abierta, el buen sexo también tiene que ver con la actitud y más si es divertida.

2. Escuchar al otro, mostrar interés por sus apetencias. Déjate llevar. Libera tu mente, tu cuerpo la seguirá

3. Disfrutar en el momento presente. Si hay algo que va en contra del placer sexual es la expectativa y las exigencias tanto puestas sobre el otro como sobre nosotras mismas, el motor sexual por excelencia  es el cerebro, tanto permite como prohíbe. Por eso vivir el momento sin esperar nada en sí mismo disfrutar de todo lo que hacemos y recibimos sin expectativas.

4. Buscar nuevas posturas, desde atrás, de lado, de pie… todo lo que vuestra imaginación os permita. Durante el coito, variar los movimientos, circulares, laterales, la profundidad, el ritmo de la penetración, más lento, más rápido. Tu pareja no va a estar mirando ese michelín que tanto te incomoda, sino que va a estar disfrutando todo lo que pueda.

5. Sé egoísta. Piensa en ti. Ve por tu placer. No puedes dar al otro lo que no te puedes dar a ti misma.

6. Busca algún espejo, observar lo que hacéis es un ingrediente extra en la relación. ¡Fuera complejos!

7. Habla durante el encuentro sexual, expresa lo que sientes, si le deseas, lo que hace bien, que te gusta alguna parte de su cuerpo (sus pechos, o su pene), o la manera de moverse. Sin  olvidar la sinceridad, claro. Cuando los buenos amantes se sienten bien, son aún mejores.

8. Cuéntale al oído todo lo que le vas a hacer, pero hazlo con detalle o pídele lo que quieres que te haga. Explícale lo mucho que te excita.

9. Date permiso para sentir placer, para hacer aquello que te apetezca, en el dar y poder relajarte y recibir.  A veces no disfrutamos proque no nos relajamos, los obtáculos los ponemos nosotras mismas.

10. Descubre otras zonas erógenas: la parte interna del codo, las axilas, la palma de las manos, el interior de la oreja… ¡¡Nuestro cuerpo tiene muchas posibilidades!!

 

De modo que toca dar rienda suelta a nuestra parte mas sexy. ¿Y cómo podemos hacerlo? Pues vistiéndonos de un modo sensual por fuera y por dentro, utilizando barras de labios rojos, para potenciar nuestro erotismo y feminidad, poniéndonos algún corsé… No hay nada mas tentador en el juego de la seducción que las curvas, de hecho la atracción tiene un origen biológico, por ese motivo, sobre todo en las relaciones heterosecuales, a los hombres les resulta atractivo de las mujeres las caderas anchas, los pechos grandes, las curvas, porque son indicativos de fertilidad. Con todos esos atributos bien encorsetados nos convertimos en las compañeras sexuales perfectas.

 

 

 

Y digo yo : vosotras, ¿cómo potenciais vuestra sensualidad?

Anterior

MINDFULNESS

Día de los Enamorados, regálale una “prueba”de amor

Siguiente

Deja un comentario