La anorgasmia, un problema muy común

| |

La anorgasmia es la ausencia del orgasmo ya sea en relaciones sexuales o la estimulación del clítoris, lo que supone un gran problema a nivel psicológico tanto en solitario como en pareja, en la que la frustración aparece al no poder completar sus relaciones. Hoy lunes 26 hemos preparado en Psytel un taller especial sobre anorgasmia a las 19.00 en el que trataremos este tema pero ¿qué es la anorgasmia? sigue leyendo.

Como comentábamos, la anorgasmia es la falta de orgasmo en el sexo ya sea en solitario o no. En contra de lo que se cree, no supone que el apetito sexual o la líbido desaparezca, al contrario, los niveles pueden ser exactamente igual que siempre, con lo que el deseo existe para no poder ser satisfecho. Es decir, no es frigidez ya que en ésta no se dan niveles normales de líbido. Una de cada diez mujeres sufren este problema.

Las causas pueden no sólo tener un origen psicológico, se ha demostrado que pueden haber causas físicas como los efectos secundarios de una operación en la zona cercana al clítoris, problemas hormonales e incluso problemas cardiovasculares o diabetes.

¿Cómo se trata?

El plan de tratamiento dependerá, como casi siempre, de la situación y causas de los síntomas, sin embargo, lo más habitual es que tu médico te recomiende cambios de hábitos y sobre todo terapia, en algunos casos también es necesaria la toma de medicamentos.

La clave es la terapia, entender el cuerpo de una misma es una de las mejores ayudas y encontrar nuevos puntos de estimulación puede ser un comienzo para recuperar la satisfacción sexual. En ocasiones el paciente tiene ideas negativas relacionadas con el sexo de las que no necesariamente es consciente, explorar este nivel cognitivo con un profesional es fundamental a la hora de localizar el problema. Lo más recomendable es acudir a tu sexóloga para que te recomiende por dónde empezar y a partir de ahí tener tiempo para re-explorar tu cuerpo. El uso de dildos puede ayudar a descubrir el ritmo y lugar que mejor sienta a tu estimulación, el hacerlo en pareja además puede tener el valor añadido de la excitación de hacerlo juntos, que siempre es un factor importante para encontrar el punto que lleve al orgasmo.

En cuanto a tratamientos que conllevan medicación, la terapia con estrógenos (o testosterona en el caso de los hombres) es la más habitual pero se lleva a cabo sólo con recomendación expresa de un profesional. Además, hay que tener en cuenta son los efectos secundarios que varían desde el acné a otros más problemáticos.

Esperamos que os haya gustado el artículo, aún estáis a tiempo de acudir al taller de anorgasmia. Os dejamos el vídeo aquí debajo.

Anterior

¿En qué consiste el poliamor?

El peligro de creerse las propias mentiras

Siguiente

Deja un comentario