La procrastinación

| |

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

No dejes para mañana… Tienes trabajo pendiente y casi sin notarlo te enfrascas en actividades que pueden o no ser prioritarias en el alcance de tu meta.

¡Estás “procrastinando”!

La procrastinación consiste en postergar de forma sistemática aquellas tareas que debemos hacer, que son cruciales para nuestro desarrollo y que son reemplazadas por otras más irrelevantes pero más placenteras de llevar a cabo.

La procrastinación se manifiesta ante todo como una pésima gestión del tiempo, bien proque se sobreestima el tiempo dedicado a una tarea o porque se subestima el tiempo necesario para realizarla. Éstos son sólo algunos autoengaños en los que el “procastrinador” incurre.

Aquí te presentamos algunos consejos para evaluar tus tareas y evitar la procrastinación.

Conoce lo que estás haciendo: antes de tratar de optimizar cualquier cosa, es muy útil saber lo que ya estás haciendo. Haz una lista de tus tareas para el día, tratando de ser lo más preciso posible. La regla es anotar todo lo que haces y el tiempo que te toma hacerlo. Al final del día tendrás una lista de varias cosas que te revelará datos importantes sobre cómo inviertes tu tiempo.
Analiza tus tareas. Ahora que tienes todas tus actividades en una lista, invierte tiempo en analizar cómo inviertes tus días. Luego, agrupa las actividades según sus características similares para evitar hacer varias al mismo tiempo. Puedes ayudarte con resaltadores de colores diferentes.
Optimiza el tiempo: es decir, si haces las mismas cosas muchas veces al día (como navegar en la red, revisar tu correo, etc) trata de destinar un tiempo específico para esas actividades, evitarás hacer muchas cosas a la vez y dispersar tu concentración, además de reducir la cantidad de tiempo ocupado. Esto ayudará a concentrarte y organizarte. Así, en vez de revisar tu correo 7 veces al día, lo harás sólo 2 veces.
Disfruta tu tiempo libre: Si te has organizado de forma adecuada, entonces tendrás tiempo libre para dedicarte a hacer cosas que realmente te gustan. Recuerda invertirlo para distraerte realmente, salir, o trabajar en ese proyecto personal que tanto deseas.

Autor: Silvia Sanz Garcia

Anterior

SUGERENCIAS PARA TENER BUEN SEXO EN LA PRIMERA CITA

LA AGORAFOBIA

Siguiente

Deja un comentario