La psicología según cómo vistes

| | , ,

psicologia segun como vistes

Puede que a priori no pensemos que nuestra ropa diaria influya en la forma en que los demás nos perciben, sin embargo, tanto el tipo de ropa como la forma en que lo llevamos, el contexto y nuestra postura influyen en cómo los demás creen que somos, nuestros valores o incluso tendencia política. El uso diario que le damos a la ropa tiene por tanto más importancia del que a primera vista puede parecer.

La moda tiene en realidad connotaciones muy importantes en la vida de todos nosotros y aunque normalmente la vemos como algo frívolo y con mero valor estético, puede determinar que consigamos o no un trabajo o que nuestros amigos nos vean con otros ojos. Además, en determinados trabajos es fundamental por la seguridad que transmite. Por ejemplo numerosos estudios confirman que nos fiamos mucho más de un médico en bata blanca que uno que vista un uniforme que no corresponda con nuestra imagen mental de cómo debería ir un médico o si va en ropa de calle.

Pero la psicología según cómo vistes va mucho más allá e incluso relaciona estados de ánimo y sentimientos con la ropa que uses. Por ejemplo el uso de determinadas prendas con las que tenemos recuerdos importantes de nuestra vida pueden llegar incluso a desencadenar ciertos sentimientos en nosotros a la hora de llevarlas puestas. Una técnica que mucha gente está empezando a usar es la de vestirse con ropa con la que hayamos sido felices en el pasado para generar una sensación similar, aunque otra tendencia busca liberarnos de estos “recuerdos” impregados en nuestro vestuario sugiriéndonos que es mejor tirar aquello que no usemos y que no guardemos únicamente por los recuerdos asociados. Es precisamente una de las claves del reality de Netflix con Mari Kondo en el que ayuda a personas con una vida mal gestionada a tirar aquello que no utilizan y a vivir en espacios psicológicamente más agradables.

Al hablar de prendas y psicología no sólo hablamos de recuerdos sino también de estados de ánimo ya que dependiendo de lo que llevemos puesto aumentará o disminuirá nuestra confianza en nosotros mismos dependiendo del ambiente en el que nos vayamos a mover. En un entorno laboral es necesario establecer una línea de estilo similar para toda la empresa para evitar problemas de confianza y sobre todo respeto al resto del equipo y hacía responsables o jefes.

Por otro lado aquellas personas que están alicaidas se les recomienda intentar llevar algo cómodo con lo que se sientan bien ya que solemos ser nuestro peor enemigo y si estamos decaídos vernos desaliñados puede impulsar aún más nuestra tristeza y seguridad en nosotros mismos. Estos consejos de imagen tienen como objetivo mejorar nuestra psique aún sin que nos demos cuenta de que lo hacemos.

Lo que tu ropa dice de ti

Adaptar tu armario a la imagen que tú siempre has querido tener de ti mismo es un proceso muy beneficioso por el que todos deberíamos pasar. ¿Cómo queremos que nos vean y perciban los demás? En los hombres un traje es un símbolo de elegancia y difícilmente conseguiremos una imagen mejor con otra prenda, sobre todo si jugamos con los colores y estampados para no dar una imagen sobria y antigua, también las chaquetas de cuero o camisas originales. En las mujeres hay mucha más variedad en el armario, desde vestidos a tipos de prenda, simplemente encuentra aquella que te haga sentir mejor contigo misma.

Con todo esto queremos decir que lo que vestimos tiene connotaciones cognitivas y emocionales y que se extiende a los colores y las formas de lo que usamos. Por ejemplo el usar colores rojizos o fuertes da una impresión de pasión y líbido que no transmiten el azul o amarillo, colores mucho más calmados y reflexivos. Todo esto nos lleva a una diferenciación del resto, buscamos que los demás nos vean con una imagen positiva para destacar no ya sobre el resto, puesto que puede que lo queramos es pasar desapercibidos, sino para nosotros y nuestro entorno. Esto nos lleva a las influencias culturales y la evolución de la moda que determina cómo percibimos en general a las personas de nuestro entorno que llevan a conceptos mucho más complejos que desarrollaremos en próximos artículos. Si os interesa este tema podéis leer cómo nos afectan los colores y mitos de la psicología empresarial.

Anterior

Casados a Primera Vista

Masculinidad tóxica: un reto a superar en el siglo XXI

Siguiente

Deja un comentario