Las ventajas del sexo en verano

| |

Desde hace años se lleva diciendo que la mejor época para practicar sexo es el verano. Numerosos estudios avalan esta idea que se basa sobre todo en las horas de sol, la mejora del estado de ánimo y las mayores ganas de tener sexo durante esta época del año.

No sólo los seres humanos tenemos esa sensación de querer tener más relaciones sexuales durante el verano, el fenómeno está presente en el mundo animal, y es que la luz provoca una estimulación en la hipófisis, que es la encargada de liberar testosterona y progesterona así como serotonina aumentando exponencialmente el deseo sexual. Además, debemos tener en cuenta que la sudoración debido al exceso de calor de estas fechas genera que liberemos un mayor número de feromonas, que son, en cierto modo, las culpables de que nos sintamos atraídos por otros.

Hay que tener en cuenta que el sudor no tiene por qué ser ni antihigiénico ni generar malos olores sin sudoración excesiva (hiperhidrosis). En esos casos convendría acudir a un especialista. En cualquier caso te contamos las ventajas de practicar sexo en verano.

Duchas y baños

Ducharse con tu pareja es una de las ideas más refrescantes, si tenéis la oportunidad de estar en un hotel con duchas amplias y con ventanas no deberíais dejar la ocasión de probarlo juntos. Por un lado nos relajará sobre todo ante las altas temperaturas veraniegas y nos permitirá jugar con algunos elementos eróticos relacionados con el agua así como experimentar con un baño junto mientras bebemos un cocktail por ejemplo.

Actividades sociales

En verano solemos realizar muchas más actividades al aire libre y mucha gente disfruta de ello, así que por qué no hacer una escapada a un sendero y hacer el amor en plena naturaleza. El verano es la época ideal para picnics y disfrutar de lo que los lugares secretos nos ofrecen, como por ejemplo cascadas cerca de nuestro lugar de vacaciones que no sean turísticas o lugares poco habitados pero con encanto como pueden ser ruinas etc. Incluso podéis ir con vuestros amigos y luego perderos cada uno por un sendero distinto, lo que aumentará el morbo.

Jugar con las cremas

Una de las actividades más eróticas que se pueden realizar en pareja es la de darse crema solar el uno al otro, puede realizarse en cualquier parte y el resto de personas de alrededor no tienen por qué notar ese vínculo sexual que se despierta entre ambos mientras se lleva a cabo.

En pleno mar

Lo cierto es que es muy habitual el alquiler de pequeñas barcazas o incluso yates para adentrarse en la mar y recrear un ambiente de lujo en la intimidad. Si podéis practicar sexo en alta mar, con el movimiento constante del agua y el horizonte soleado, os aseguramos que se trata de una experiencia única que revitalizará vuestra relación.

Llevar a cabo una fantasía nocturna

Después de la cena, podéis aprovechar el buen tiempo y realizar una escapada a alguna zona cercana o la playa de noche, se puede reavivar la llama con algo tan simple como estar en la orilla besando vuestros cuerpos. Intentad que sean sitios seguros que conocéis, sobre todo si estáis de vacaciones en otro país con otra cultura.

Anterior

Consejos para reducir el estrés en verano

¿Qué es el efecto de mera exposición y por qué nos afecta a diario?

Siguiente

Deja un comentario