Los beneficios de la musicoterapia

| |

 No hace falta que nadie nos diga que la música tiene efectos sobre nosotros, no hay más que poner nuestra canción favorita y dejarnos llevar por sus efectos. En ocasiones, podemos incluso llegar a sentir ASMR (orgasmos cerebrales). Pero ¿Qué es la musicoterapia y cómo funciona?

La musicoterapia es un tipo de terapia que maneja la música con objeto de estimular y mejorar las condiciones físicas y psíquicas de la persona. A través de la música se establece una relación cognitiva y emocional conseguimos numerosos beneficios para nuestra salud. Primero se establecen las necesidades de cada persona y el tratamiento con música puede requerir no sólo escuchar sino también cantar, desenvolverse o crear. Estas aplicaciones que aparentemente no tienen relación con nuestros problemas sociales, psicológicos o de salud pueden incidir en estas áreas de una manera muy diversa. Desde efectos en nuestra inteligencia a en nuestro sistema motriz; no en vano es una de las terapias más usadas en niños con autismo para estimular sus sentidos. También tienen un efecto muy positivo en terapias psicológicas de carácter regresivo, para evocar momentos pasados.

¿En qué me beneficiaría la musicoterapia?

Al tratarse de un tipo de terapia con tan diversos resultados y usos, es imposible establecer exactamente los beneficios de cada persona ya que cada una tendrá unas particularidades y necesidades que la hagan necesitar de diferente forma estos resultados positivos, hay que tener en cuenta que se trata de una terapia no invasiva y parte de la base que a todos nos gusta y reconforta, de ahí su éxito. Por tanto, hay una gran variedad de beneficios generales que todas las personas notarán con facilidad tras un par de sesiones:

Mejora en nuestra motricidad: La música genera en nosotros una serie de sentimientos y efectos que fácilmente se traducen en un ritmo físico, nuestro cuerpo se mueve al ritmo de la música, nuestro cerebro la procesa y la transmite de un modo mortiz. Se trata de una herramienta fundamental en pacientes con poca movilidad, ancianos o con problemas de salud en su sistema motor. Pero más allá cualquiera se puede beneficiar de su uso mejorando la coordinación y agilidad.

Estimulación sensorial: Como hablábamos anteriormente, se trata del efecto más visible de la música y que puede servir como catalizador de comunicación entre nosotros y nuestro cuerpo, es decir, nuestra reacción fisiológica, es también una gran herramienta educativa cognitiva, No hace falta más que ver una película para notar el efecto que tiene en nuestra psíque ciertas escenas principalmente por su música, que hace de catársis. Es fácil encontrar materiales para la estimulación sensorial en todos los sentidos, no sólo el auditivo.

Mejora el aprendizaje: Se ha demostrado que la capacidad de aprendizaje a través de la música es muy efectiva y rápida. Si intentamos memorizar, es mucho más fácil hacerlo con el ritmo de una canción, por ejemplo el abecedario cuando somos pequeños. Tendemos a recordar mejor las cosas a través de la música ya que además de la parte cognitiva que estamos intentando asimilar, la parte sensorial es estimulada con efectos a través de la música y su ritmo lo que lo hace más fácil de memorizar.

Si aún no te han quedado claro sus beneficios, te recomendamos que pongas un par de canciones que te hayan ayudado a motivarte en el pasado y nos cuentes si notas un efecto positivo en ti.

Anterior

¿Qué es el síndrome de Bell?

Los peligros de la ansiedad social

Siguiente

Deja un comentario