Cómo mejorar tu memoria sin esfuerzo

| |

La memoria es algo que tenemos que cuidar, aunque las enfermedades relacionadas con el Alzheimer tienen un alto índice genético, lo cierto es que las personas con riesgo de padecer este tipo de enfermedades consiguen mejorar su diagnóstico e incluso descender su riesgo o aplazarlo si cuidan su memoria durante la edad adulta.

Para ellos y para todos lo que queráis mejorar vuestras dotes de memoria, hemos preparado unos pequeños trucos para ejercitarla de manera rápida y sencilla. Según los estudios relacionados, se estima que prácticamente todos la misma capacidad así que depende de nosotros aumentarla, por ejemplo, una mujer australiana puede citar cada palabra escrita en los libros de Harry Potter de memoria.

El primer punto a seguir para mejorar tu memoria es la salud y vitalidad de tu cerebro. Mantener la mente despejada se recomienda para unos resultados superiores, para ello puedes realizar una serie de ejercicios de Mindfulness, de los cuales en Psytel realizamos cada cierto tiempo, pregunta en nuestro email para más información sobre próximos cursos.

Sea como sea, una vez hemos despejado nuestra mente, podemos empezar a practicar; el cerebro humano tiene una capacidad innata para adaptarse y cambiar, así que no pienses que eres demasiado mayor para aprender nuevos trucos ya que todo se basa en el ejercicio, los resultados los verás antes de lo que crees. De hecho, antes se pensaba que la memoria era una capacidad que menguaba a la vez que envejecíamos (conocido como parte de nuestra neuroplasticidad), sin embargo, últimas investigaciones han demostrado que todo depende de los hábitos de vida tales como la alimentación, las horas de sueño etc, que hacen que tu capacidad se vea decrezca una vez terminas de estudiar y, por tanto, no memorizas tanto como antes. Todo esto se engloba dentro del área conocido como Neurogénesis: el proceso de creación neuronal, antiguamente se pensaba que la destrucción de éstas era algo imposible de detener, sin embargo, son los malos hábitos como el alcohol o dietas inadecuadas las principales culpables.

Trucos para mejorar tu memoria:

1-Escucha a tus sentidos:

Puede parecer una obviedad, pero lo cierto es que recordamos mejor las cosas, sobre todo si queremos memorizarlas tal cual, si las asociamos con uno de nuestros sentidos. Por ejemplo, de un texto largo, es muy complicado aprender de memoria alguna frase en particular, sin embargo prueba a remarcarla con un color distinto. Haz la práctica con cualquier documento que quieras recordar, como una fecha importante o frases que necesitas recordar, esto es fundamental de cara a los estudiantes, pues el marcar esas partes que necesitan de distintos colores les harán recordarlas tal cual y mediante una temática en particular asociada a ese cromatismo. Verás que la capacidad para recordar esa frase se multiplica por diez por el hecho de resaltarlas, también, si estás escribiendo apuntes, es muy recomendable escribir con dos o más colores de bolígrafos o bien formando esquemas gráficos, esto ayuda a recordar el texto mediante nuestra memoria visual.

Pero además de la visión, hay otros sentidos que podemos utilizar para la estimulación cognitiva; por ejemplo, algunos olores nos recuerdan momentos de nuestra vida, como el romero si hemos vivido en un pueblo o el olor a mar. Podemos realizar de manera diaria ejercicios de memoria mediante los olores; por ejemplo, usando distintas velas olfativas para cuando nos sintamos tristes, el recuerdo de olores puede transportarte a otros momentos felices como lavanda o vainilla, lo que potenciará nuestra memoria olfativa y además nos ayudará a recordar cosas que creíamos olvidadas. Lo mismo con el gusto, si comemos chicle mientras intentamos memorizar un examen y luego durante el examen mascamos el chicle del mismo sabor, nuestro cerebro recordará mejor el contexto pasado y podremos recordar mejor lo que queríamos.

Podemos hacer lo mismo con cada uno de nuestros sentidos, aunque parezca un ejercicio superfluo, notarás cambios en la rapidez mental sin apenas haber hecho nada.

2-Pon tu energía en una sóla cosa al mismo tiempo:

El concepto de multitasking está en nuestra vida desde hace algún tiempo, se trata de tareas simultáneas que realizan los ordenadores, pero que hemos sintetizado en nuestra vida diaria (y sobre todo laboralmente) de una manera cotidiana. Es decir, realizamos dos o tres cosas a la vez creyendo que así tenemos todo controlado. No se trata únicamente de una práctica a nivel de trabajo, sino que según las estadísticas del último estudio anual de Mobile Marketing en España sitúa que el 32% de los usuarios que utilizan el teléfono móvil lo hacen como “second screen”, esto es, mientras están realizando otra cosa a la vez o incluso viendo la televisión, leyendo libros o jugando videojuegos. Esta tendencia resalta que no estamos encargados a una única cosa sino a varias a la vez, poniendo poca atención a todas ellas. Si nos concentramos una a una mejoraremos no sólo la productividad sino que seremos capaces de recordar mejor lo que hacemos a diario en lugar de contar con lagunas cuando intentamos pensar en qué hemos hecho durante la semana.

3-Escucha música:

Siempre se ha dicho que estimular a los pequeños con música clásica ayuda a mejorar sus funciones cognitivas y hay numerosos estudios que avalan estas técnicas. Pero lo cierto es que cualquier tipo de música vale para estimular tus recuerdos.

4-Duerme bien:

Aunque ya hemos comentado anteriormente que un buen descanso es imprescindible para funcionar adecuadamente y combatir síntomas de estrés y fatiga psicológica. También ayuda a que la memoria sea más ágil durante el día y que cueste menos recordar eventos o datos. No olvidemos que los trastornos del sueño alteran la memoria y es uno de los puntos más negativos que se asocian al insomnio.

5-Juegos de memoria:

De esto también hemos hablado anteriormente aunque para público mayor. Lo cierto es que no importa la edad para estos juegos de memoria que además de divertidos ayudan a mejorar tu calidad cognitiva.

6-Practica sexo:

Aunque pueda parecer un tema complicado, lo cierto es que es un tema que se ha tratado en numerosas ocasiones, se ha demostrado que tras el coito o cualquier actividad de tipo sexual, se generan nuevas neuronas en la zona del cerebro que genera memoria a largo plazo. Aunque conviene resaltar que se trata de memoria no visual, es decir, la que tiene como base quehaceres diarios y no visuales como son los recuerdos.

 

¿Qué os han parecido nuestras recomendaciones? ¿cuáles habéis probado?

Anterior

Neuromarketing ¿Nos manipulan desde la publicidad?

¿Por qué la gente queda atrapada por las sectas?

Siguiente

Deja un comentario