DESMONTANDO MITOS EN SEXUALIDAD DE LA MUJER

| |

Orgasmo vaginal/clitorial

¿Cómo se manifiesta el mito? Clítoris y orgasmo Consecuencias

Los mitos sexuales son creencias, afirmaciones y narraciones arraigadas socioculturalmente acerca de la sexualidad. Estos mitos no representan fielmente la realidad, sino que son una visión distorsionada y a menudo equivocada.

En torno a la sexualidad femenina existen distintos mitos sexuales extendidos y asumidos por la sociedad en su conjunto que transmiten información errónea. Uno de los principales es la creencia de la existencia de dos tipos de orgasmo en la mujer: orgasmo vaginal y orgasmo clitorial. El orgasmo vaginal hace referencia a aquel orgasmo femenino que se consigue mediante penetración, mientras que el orgasmo clitorial hace referencia a aquel orgasmo que se alcanza a través de la estimulación del clítoris.

 

Este mito se transmite a través de distintos agentes educativos, principalmente mediante los medios de comunicación y los iguales. Se manifiesta en distintas ocasiones, algunas de las cuales se exponen a continuación:

  • Coitocentrismo o modelo coitocéntrico: la penetración es la práctica sexual por excelencia, la más extendida, visibilizada y es considerada como central en cualquier relación sexual. Así, el resto de variabilidad de prácticas sexuales quedan relegadas a segundo plano, constituyendo la penetración la protagonista y principal en la relación sexual. En películas, series, anuncios, pornografía…etc se representa a la mujer obteniendo un orgasmo mediante penetración, normalizando que es la forma principal mediante la cual llegan las mujeres al orgasmo.
  • La forma de masturbación en la mujer más visibilizada tradicionalmente es mediante la introducción de los dedos o de otro objeto alargado en la vagina. Sin embargo, este aspecto está cambiando debido a la popularización del satisfyer, en el que se está dando más visibilidad al clítoris.
  • Ausencia de educación sexual sobre el clítoris y su función como parte del órgano sexual femenino en la educación formal e informal.

 

No obstante, no existen dos tipos de orgasmo cualitativamente diferentes en la mujer, pues todo orgasmo femenino se produce por la estimulación directa o indirecta del clítoris. Es decir, se puede producir estableciendo estimulación directa (frote, tocamientos…) del clítoris o por estimulación indirecta (penetración) que activa el clítoris. Por lo tanto, todo orgasmo femenino es clitorial. El clítoris constituye el centro del placer funcional de la mujer, siendo el único órgano del cuerpo humano cuya única función es producir placer sexual.

 

A que no sabías…Imagen2 300x261 - DESMONTANDO MITOS EN SEXUALIDAD DE LA MUJER

 

El clítoris está compuesto por tejido eréctil. Crece con la edad, llegando a ser hasta siete veces más grande en la menopausia. Y aunque sólo vemos una parte de él, tiene hasta 8000 terminaciones nerviosas (el doble que el pene). En cuanto a su tamaño, mide de 8 a 12 cm de largo y 6 cm de ancho pero ni su forma ni su tamaño afectan a la intensidad del orgasmo. De hecho, no hay uno idéntico a otro.

 

 

 

¿Por qué es tan importante el clítoris?

 

El clítoris es el vehículo que nos permite llegar al orgasmo. A través de él podemos conseguir una mejor salud psicológica como consecuencia del aumento de la oxitocina, dopamina y endorfinas (hormonas que generan sensación de alegría, bienestar y placer). Además, estas mismas hormonas liberadas durante el orgasmo, en particular, la oxitocina, son las principales responsables de la relajación y la eliminación de tensiones y estrés. Pero esto no es todo, con el orgasmo, se refuerza el sistema inmunitario ya que los niveles de inmunoglobulina se elevan y se mantiene en mejor estado la microbiota vaginal. Sin olvidar que, esta sensación súbita de intenso placer es uno de los mejores ejercicios para cuidar tu suelo pélvico mejorando la circulación sanguínea y la lubricación.

En general, los mitos que se construyen en la sociedad y la mala transmisión de información acerca de la sexualidad, aparecen gran cantidad de problemas que llegan a nuestras consultas. En concreto, encontramos que hasta un 48% de las mujeres que acuden a terapia con una disfunción sexual se debe a trastornos orgásmicos, siendo esta disfunción la más común seguida de un bajo deseo sexual en la mujer. De hecho, estudios revelan que hasta un 10% nunca han tenido un orgasmo.

Esta problemática tiene repercusiones no sólo a nivel fisiológico pues la respuesta sexual implica la interacción compleja de fisiología, emoción, experiencia, creencias, estilo educativo, estilo de vida y relaciones. Una disrupción en cualquiera de estos componentes puede afectar al deseo, la excitación, la satisfacción sexual o a la aparición de dificultades en la pareja.

Es por ello que conocer nuestro cuerpo y cómo funciona es el primer paso para acercarnos a ese bienestar tanto físico como mental.

 

ESTRUCTURA:

  1. Explicación del mito: orgasmo vaginal y orgasmo critorial.
  2. Manifestaciones del mito.
  3. Imagen1 - DESMONTANDO MITOS EN SEXUALIDAD DE LA MUJERDesmitificación:
  • La importancia del clítoris como centro de placer funcional femenino
  • Información sobre el clítoris
  • Datos mujeres que llegan al orgasmo mediante penetración
  • Beneficios del orgasmo
  1. Consecuencias en la sexualidad de la mujer (salud sexual, salud psicológica, disfrute y placer femenino…)
Anterior

La verdad detrás del Blue Monday y la semana más triste del año

Cómo gestionar tus emociones

Siguiente

Deja un comentario