Nuevas formas de amar

| |

Amar es algo difícil de describir o explicar, cada persona es un mundo y aunque cueste creerlo, hay facetas que para el público general pueden ser desconocidas. Hay ocasiones en las que las relaciones afectuosas no pasan por su mejor momento y se deciden a probar con algún elemento nuevo que mejore la comunicación entre ambos o bien se deciden desde el principio. Hoy queremos presentar varios tipos de relación sentimental que se dan hoy en día en el mundo para que las conozcáis, sin entrar a juzgar en ninguna de ellas, para comprender que hoy en día hay nuevas formas de amar.

RELACIÓN CLÁSICA:

La clásica relación de pareja que todos conocemos, ya sea heterosexual u homosexual, se caracteriza por la monogamia. Es la más habitual y socialmente aceptada.

RELACIÓN ABIERTA:

Cuando bien uno de los dos o los dos quieren probar a tener sexo con otras personas y deciden hacerlo en conjunto, normalmente este tipo de relación es idéntica a la clásica salvo por la poligamia, es decir, la parte sexual de la relación no sólo se reduce a ellos dos sino que incluyen tanto citas a solas con otras personas como otras juntos como pueden ser los tríos. En este tipo de relación es fundamental tener una buena comunicación y hacer las cosas de mutuo acuerdo ya  que sino puede haber problemas. Este tipo de relación a pesar de ofrecer mucha libertad sexual sí que mantiene la base de pareja, es decir, que en mayor o menor medida, se mantiene un nivel romántico o de vida en común para los dos.

POLIAMOR:

La característica principal del poliamor es que una persona puede enamorarse de varias, esto puede hacer que la relación sea de tres o más integrantes con las características bien de una relación cerrada o abierta (es decir, que o sólo se tiene sexo entre los integrantes de la relación o bien se abre a otras personas sin necesidad de “amarlas”). Las personas que eligen este tipo de relación se les suele relacionar como bisexuales o pansexuales (que se sienten atraídos por todos los géneros) pero también pueden ser bien relaciones de poliamor homosexuales o con integrantes heterosexuales (dos mujeres y un hombre o viceversa). Puede que resulte extraño si no se conoce a nadie que haya tenido este tipo de relación, la actriz Tilda Swinton es quizás la persona más conocida que ha hecho pública su relación poliamorosa, vive con dos hombres en Estados Unidos.

RELACIONES HÍBRIDAS:

Una relación híbrida es en la que sólo uno de los cónyuges quiere acostarse con otras personas mientras que el otro prefiere mantenerse monógamo. De nuevo la comunicación es fundamental es este tipo de relaciones, de lo contrario los celos pueden aparecer y romper la relación.

SWINGERS:

Aunque de alguna forma los “swingers” suelen ser relaciones abiertas, lo cierto es que no tiene porqué serlo en un sentido amplio del término. Se trata de parejas que les gusta intercambiarse con otras parejas y tener sexo o bien intercambiarse de un modo romántico con una temporalidad determinada. Hay locales especializados en este tipo de intercambios pero con las nuevas tecnologías las parejas suelen quedar vía apps para ligar y así tener más sensación de privacidad.

Anterior

Sobrellevar la cuesta de enero sin morir en el intento

Tu estado de ánimo influye al aprendizaje de tus hijos

Siguiente

Deja un comentario