¿Por qué funcionan las terapias de pareja?

| | ,

Es un hecho común que la mayor parte de las parejas tienen conflictos, al fin y al cabo las relaciones entre seres humanos están envueltas en comunicación o falta de comunicación, la forma de expresarse, la empatía, celos y otros muchos factores influyen en cómo nos relacionamos.

¿Cuando hace falta acudir a terapia?

Cuando la relación empieza a desmejorar o se ha producido uno o varios conflictos y para el que no se ve la salida, hay una necesidad clara de acudir a este tipo de terapias. Pero también cuando no se sabe a ciencia cierta si estamos yendo por el buen camino o si hay factores intermediarios como hijos, es importante acudir a un profesional.

No tengo por qué contar mis problemas a nadie” es probablemente la frase más repetida cuando se le aconseja acudir a un psicólogo y es algo perfectamente entendible. Después de todo, el instinto nos dice que alguien que no nos conoce no puede saber cómo ayudarnos, sin embargo es precisamente esa la mejor razón para acudir a terapia, pues la ausencia de parcialidad así como el desconocimiento del entorno puede ayudar a que éstos se comuniquen de manera más abierta y sincera y de hecho que lleven a una solución más lógica y racional mediante una terapia de pareja.

Por otro lado, no hace falta que ambas partes estén de acuerdo en realizar la terapia aunque obviamente habrá mucho más margen para recuperar la relación si ambos acuden ya sea de manera conjunta o individual a terapia.

“El qué dirán”

Este es otro de los grandes problemas que ha apartado a muchas parejas de intentar solucionar sus problemas mediante un psicólogo y es que “el qué dirán” cada vez importa menos, las terapias se han estandarizado como algo lógico cuando algo no funciona y la población está cada vez más concienciada de que acudir a un psicólogo es esencial para determinados puntos ya sea de comportamiento o emocional.

En los últimos años, el número de terapias ha aumentado exponencialmente convirtiéndose en algo cada vez más habitual, sobre todo basada en el enorme éxito que suelen tener estas terapias de pareja y matrimonios.

Los expertos reconocen que el porcentaje de éxito de una terapia de pareja está en torno al 70-80% y que crece cuanto más rápido acude la pareja, se recomiendan dos años antes de que surja o se detecte el problema. De hecho, se estima que tres de cada cuatro parejas resuelven cualquier problema cuando acuden a terapia, una cifra muy alta que ha de tenerse en cuenta al plantearse si ir o no y se estima que este es el gran problema de las parejas que no consiguen sacar éxito de esta terapia y es que acuden cuando ya es demasiado tarde.

En qué consisten las terapias de pareja

terapia-de-pareja-siquia-1024x682

Uno de los puntos principales de las terapias es incidir en los comportamientos de cada miembro, que supone una de las formas más básicas de conocer a cada uno y su relación y con ello generar un plan de progreso conjunto o individual en el que cambiar pautas y hacerlo de manera que todos estén felices con ello. Este seguimiento se realiza como ya comentábamos mediante dos tipos de sesiones: las individuales en las que cada uno explica sus problemas y una conjunta para poner un avance conjunto. Se trata de incidir sobre todo en cambios de comportamiento que incidan de manera positiva en la vida de ambos, por tanto no sólo es exponer problemas sino llevar a cabo de manera práctica qué es lo que hay que evitar.

Y es que también en ocasiones nos encontramos con que uno de los miembros necesita tratamiento psicológico especial o que por alguna razón está llevando más carga en su relación a ambos terrenos desestabilizando la relación.

Hay que tener en cuenta que la recuperación no siempre es posible, por lo que en ocasiones lo que se recomienda es la ruptura, pero aquí también hace mella el acudir a terapia o no, y es que con terapia esta ruptura se hace lo menos traumática y más natural posible ya que se resuelven todos los conflictos que quedan pendientes, de manera que ambos pueden continuar con su vida sin problemas asociados a la otra persona ni que influyan en su entorno de amigos o familiares.

En cualquier caso, si crees que estás pasando por una mala época y deberías acudir a terapia de pareja, puedes contactar en cualquier momento con los psicólogos/as especialistas de Psytel y exponer tu caso.

Anterior

Aprender a no reprimir tus sentimientos

Por qué ir a un taller de sexología puede ser el plan más divertido con tus amigas

Siguiente

Deja un comentario