Cómo resolver un problema de eyaculación precoz

| |

En torno a un 30% de hombres sufrirán de eyaculación precoz en algún momento de su vida, se trata de un problema que provoca estrés y frustración en la vida sexual de quien lo sufre y afectar a otros aspectos de su vida.

La eyaculación precoz se considera cuando tiene lugar entre 15 segundos y 2 minutos después de empezar el acto sexual y que es difícil de controlar por el hombre aunque dependiendo de la situación también se considera precoz una eyección inferior a 4 minutos como precoz.

Ya sea en pareja o no, es un error considerarlo como un problema únicamente del hombre, ya que constituye una contrariedad de ambos partícipes en el acto sexual, especialmente si se está realizando coito ya que la insatisfacción puede ser mutua, en el caso del hombre además supone un gran factor de estrés que viene con sentimientos de inseguridad, ansiedad, miedo, nerviosismo y la frustración de no poder controlar su cuerpo. Sin embargo, hoy por hoy hay numerosas técnicas a realizar que pueden ayudar a retrasar el orgasmo. Por tanto una combinación de estas técnicas con un asesoramiento en nuestro centro de sexología Psytel con seguimiento resolverán este asunto para evitar que se repita.

¿Por qué tengo eyaculación precoz?

La mayoría de los casos de eyaculación precoz no tienen una causa clara. En muchas ocasiones se producen cuando se tiene una nueva pareja o alguien que se acaba de conocer o bien sólo en ciertas situaciones sexuales. Factores psicológicos que uno cree no padecer pueden ser también la causa, como la ansiedad, culpabilidad o depresión o bien un efecto secundario de alguna medicación o incluso problemas hormonales. Otros factores externos pueden ser el alcohol o el uso de drogas, aunque éstas suelen estar más relacionadas con la impotencia o imposibilidad de erección temporal. Es por eso que es fundamental tratar este tema con un experto para conocer las causas y, por tanto, ponerle fin de la manera más eficaz posible.

Algunas técnicas para posponer la eyaculación

Dependiendo del caso concreto que tu sexóloga / médico diga, te aconsejará una u otra técnica. Pueden haber recomendaciones adyacentes como el uso de condones más gruesos, que reducirán la sensibilidad del pene.

La técnica más usada es la de contracción-relajación, de forma que se comienza estimulando el pene y parando justo antes de la eyaculación, de forma que se haga en intervalos de medio minuto para parar de golpe y así sucesivamente unas cuantas veces dejando un rato intermedio para volver a tener el control. Finalmente es importante finalizar para poder dominar el punto en el que sientes que no hay vuelta atrás con la eyaculación, es decir, esta técnica se basa en la dominación del momento en que se va a producir la eyaculación y ganar control sobre ella con el tiempo.

Por supuesto para que esta técnica funcione en pareja es importante introducirla de una manera seductora para hacer que ambos partícipes disfruten. Un método muy bueno para disfrutar es la de enfocar el apetito sexual en otros puntos más allá de los genitales creando un juego de seducción.

Otra técnica muy usada son los ejercicios de respiración y mentales, se trata, en definitiva, de un tipo de yoga enfocado a la sexualidad, controlar nuestras pulsaciones y el nerviosismo ayudará a que el momento culmen no llegue demasiado pronto, es importante también en los primeros compases cuando pruebes esta técnica que intentes distraerte cuando pienses que la eyaculación se acerca, de manera que tú controles el ritmo lo máximo posible.

El músculo PC: También conocido como el músculo pubococcigeo o músculo pélvico, está situado debajo de la pelvis y su entrenamiento permite un gran control sobre el orgasmo ya que consiste en contraer y relajar el músculo en numerosas ocasiones. Estos músculos son fáciles de encontrar, se sitúan cerca del llamado punto G masculino y se contraen por ejemplo, cuando se orina, de esta manera, mediante su ejercicio mejorará el control del orgasmo.

Esperemos que este artículo haya sido de tu ayuda y te recordamos que nuestra consulta de sexología está siempre abierta a todo tipo de preguntas. Escríbenos a info@psytel.es o llámanos al 91 562 39 47 o por whatsapp a 638 89 35 47.Queremos ayudarte.

Anterior

Cómo ayudar a tus hijos a aceptar tu nueva pareja

¿En qué consiste el poliamor?

Siguiente

Deja un comentario