¿Qué buscamos en una relación?

| |

que buscamos en una relacion

 Todos buscamos a alguien en nuestra vida, queremos compartir nuestras emociones y lo que hacemos con una persona especial. Cada persona es un mundo y busca cosas distintas en la relación así que generalizar sobre qué buscamos en una relación es complicado ya que intervienen miles de factores, la sensación de bienestar y estabilidad que otorga una relación, la calidad del sexo, los olores, el sentimiento de protección que tenemos con la otra persona o el entorno social que suele introducirnos una nueva relación.

Aunque es obvio que para conectar con una persona se necesita algo que vaya más allá de la atracción física o conceptual (lo que la otra persona representa en nuestra imaginación).

Por tanto aunque el amor a primera vista puede ser una realidad para muchos, la mayoría de los mortales tenemos que conocer profundamente a una persona para decidir si esa es la persona idónea con la que queremos pasar nuestra vida. Pero ¿qué es lo que tenemos en común hombres y mujeres? ¿Qué es lo que buscamos?

Buscamos el amor porque nos hace sentir bien pero también porque somos seres sociales, nos gusta compartir y sentir que puedes contar con alguien. Pero más allá de esos valores comunes, hay una serie de elementos que determinan si estamos condenados al fracaso o no. Por ejemplo, la mayoría de gente valora tener sentido del humor, aunque sea uno muy propio y tengas que conocer bien a la persona para descubrirlo. Vamos a ver algunas de las cosas que buscas en una relación incluso aunque no lo sepas:

-Comunicación:

Aunque lo hayas oído en repetidas ocasiones, es importante resaltar que, como seres humanos, la base de toda relación se basa en la comunicación. Ya sea lo que decimos o simplemente gestos o caricias, es imprescindible que haya complicidad y que nuestra comunicación se produzca desde el respeto, que exista honestidad entre ambos y sea constante. Es fundamental que expliquemos lo que nos gusta y lo que no. Uno de los errores de muchas relaciones es esperar que el otro sepa lo que tú quieres o buscas, incluso muchas personas piensan que su pareja no está suficientemente atenta a ellos porque no actúan de la manera que te gustaría. Sin embargo es posible que la otra persona tenga otros valores distintos, lo que no la hace en absoluto incompatible contigo, simplemente debes dejar claro lo que esperas y lo que te gustaría y sobre todo no condicionar, obligar ni crear falsas expectativas.

Al final una relación es dos personas adaptándose a la otra, por tanto guardes tus sentimientos y piensa en positivo para que el bienestar sea mutuo. Si no habláis las cosas, vuestra relación no sobrevivirá.

-Libertad:

A nadie le gusta sentirse prisionero, no olvidemos que aunque compartáis prácticamente todo, nadie es dueño de nadie y hay que mantener los celos fuera de la ecuación en la manera de lo posible. No sentir libertad lleva a sentimientos mucho más oscuros y sobre todo genera una falta de confianza difícil de recuperar si no es cambiando los hábitos. Muchas veces las parejas no saben darse un espacio individual para ellos mismos o sus amistades, lo que además de generar dependencia lleva a una situación de exceso de control que puede acabar en aburrimiento o un estilo de vida demasiado rutinario.

-Sentido del humor:

Muchos lo consideran el ingrediente secreto de toda relación, el humor nos distrae de la rutina diaria y nos da energía muy positiva, todas las parejas tienen “inside jokes” o bromas personales entre ellos, por la cual se entienden y crean mayor conexión. Además el humor es la mejor solución ante un conflicto. Por ejemplo, un truco tremendamente efectivo es cuando discutís utilizar el humor y sobre todo alguna broma relacionada con el conflicto, las parejas que dialogan intercalando el humor ante situaciones difíciles suelen solucionar sus problemas y ser más felices.

-Conocer lo que te gusta y lo que tu pareja quiere en el sexo:

El sexo es una parte muy importante en toda relación, la llama del sexo nos hace sentir más vivos y felices, por tanto estar satisfecho con las relaciones sexuales que tenemos tiene un efecto colateral en nuestro día a día como pareja. Aquí un aspecto a resaltar son las necesidades que tenemos y las que tiene nuestro cónyuge, aquí tenemos que ser abiertos y decir lo que queremos hacer, si queremos probar nuevas posturas o algo distinto. De la misma manera intenta conocer lo que tu pareja quiere o desea y no pongáis límite a vuestra sexualidad. De nuevo la honestidad es clave a la hora de explicar lo que queremos a nivel sexual, y nos puede ayudar a tener una relación mucho más sana y activa.

-Un reflejo de nosotros:

Otro de los errores que solemos cometer es buscar en nuestra relación un reflejo de nosotros mismos. Nuestro ego puede manifestarse aún sin darnos cuenta y poco a poco podemos ir moldeando a nuestra pareja para hacerla más simil a nosotros mediante hobbies, quedadas o forma de vestir. Hay que intentar evitar todos estos hábitos, pues no debemos querer cambiar a alguien para sentirnos más a gusto con nosotros mismos. Tenemos que aprender a dar libertad y no intentar hacer que los demás hagan o sean como nos gustaría ya que aunque nos haga sentir bien estamos obligando a traicionar su forma de ser y a largo plazo puede tener efectos negativos.

En una relación podemos buscar mucho más, como protección, cariño, etc pero estos son los elementos más a tener en cuenta para que todo vaya sobre ruedas al menos a priori, porque como decíamos, cada persona es un mundo y cada pareja un sistema planetario. Por eso si estás buscando pareja te invitamos a inscribirte en el evento Amor fuera de órbita, para buscar tu pareja de manera divertida a través de tests de compatibilidad y con experiencias multisensoriales.

Anterior

Aceptarnos a nosotros mismos

Cómo es la relación entre nuestro cerebro y la religión

Siguiente

Deja un comentario