¿Qué es el bruxismo y qué dice de tu estado mental?

| | , ,

br

 ¿Te has levantado alguna vez con dolor de cabeza o tensión en la boca? Es posible que sufras Bruxismo, una patología que consiste en apretar o rechinar los dientes o la mandíbula de forma inconsciente y que tiene grandes vínculos con problemas de ansiedad o estrés y pueden provocar a largo plazo problemas relacionados con el desgaste dental y tensión.

Las causas de este fenómeno pueden ser numerosas; algunos estudios revelan que pueden tener que ver con la alimentación y falta de sueño aunque la mayor parte de los investigadores lo asocian a ansiedad. La mayoría de pacientes muestran unos rasgos comunes: tienen algún problema que les persigue en su rutina entre las que destacan la incertidumbre laboral o pensamientos negativos referentes al futuro en temas de salud, amor o dinero.

¿Qué provoca?

Principalmente un malestar en la mandíbula, extremada sensibilidad en los dientes, ,desequilibrios importantes en la articulación temporal-mandibular, problemas para comer, dolor de cabeza, ansiedad, tensión, sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces, así como el insomnio. Y en casos extremos puede llegar a darse el movilidad dental y pérdida del diente. Es por tanto fundamental complementar la visita al odontólogo con la de un psicólogo.

Los problemas que produce son como vemos numerosos y variados, afectando a casi cualquier parte de la boca e incluso la tensión de la cabeza. Principalmente supone una tensión involuntaria que no podemos controlar, una hiperactividad de algunos músculos debido a un problema, estado de ánimo, nerviosismo, etc que puede conducir a la hipertensión de los músculos de la nuca y el cuello. La consecuencia más inmediata de todo ello es el dolor facial e incluso problemas en las cervicales y en la espalda. Otras manifestaciones derivadas son vértigos, mareos e incluso se ha llegado a tener referencia de alucinaciones sonoras.

¿Qué dice de tu estado mental?

Hay que tener en cuenta que el nerviosismo está presente en la gran mayoría de personas con bruxismo, los adolescentes que sufren acoso verbal o físico pueden presentar este problema, nos dan pistas sobre cómo se encuentran mentalmente y pueden ser una señal de abusos a la que estar atentos.

De la misma manera puede que los adultos no nos demos cuenta que estamos sufriendo una situación complicada con amigos, familiares o en el trabajo que nos hagan estar preocupados incluso de manera pasiva.

¿Qué debemos hacer si sufrimos bruxismo?

Lo primero y más importante, acudir a un especialista que confirme que lo sufres descartando así otras posibles enfermedades. Al relacionarse con tantos tipos de problemas puede que tengas que acudir a un especialista u otro. Si se trata de problemas de insomnio tendrás que acudir a un especialista y que podría tener relación con apnea del sueño u otros trastornos derivados. Si se trata de ansiedad y otros problemas psicológicos es necesario acudir a una clínica de psicología que determine el problema y su posible solución.

Algunas recomendaciones incluyen no fumar por la noche, relajarse con algún té que incite al sueño, no pasar demasiado tiempo en la cama viendo o leyendo antes de dormir ya que nuestro cuerpo se habitua a la postura y nos costará más relajarnos.

Además el yoga, pilates o mindfulness tienen ejercicios que ayudarán directamente tanto a tu psique como a tu cuerpo a encontrar una vía de escape a las dificultades.

Recuerda que el bruxismo puede convertirse en un gran problema a largo plazo si no se trata adecuadamente con un psicólogo por lo que recomendamos acudir lo antes posible para obtener una evaluación.

Anterior

Masculinidad tóxica: un reto a superar en el siglo XXI

¿Sueles posponer las tareas o los planes? Quizás estés procrastinando

Siguiente

Deja un comentario