Mirar fijamente a alguien durante 10 minutos cambia tu percepción

| |

 Puede parecer que hoy hemos decidido hacer un artículo sobre un tema menos importante que los últimos que hemos ido teniendo, sin embargo, se trata de cómo manejamos nuestra percepción de las cosas y cómo éstas pueden cambiar de manera aterradora después de varios minutos enfocando la atención en un objeto o persona. ¿Qué sucede cuando miras fijamente a alguien durante 10 minutos?

Si haces la prueba de mirar a alguien fijamente durante diez minutos, como hizo un famoso psiquiatra italiano Giovanni Caputo, que puso frente a frente a un grupo de voluntarios para determinar cómo cambiaba la percepción de éstos tras un lapso de tiempo. Los resultados no dejaron lugar a dudas y pueden practicarse en cualquier momento con otras personas, los sujetos del experimento tuvieron una experiencia entre aterradora y extraña, que algunos incluso consideraron casi un pequeño viaje de LSD.

Tras un largo tiempo observando la misma figura, una persona tiene la sensación de deformación de la cara hasta el punto de convertirlo en otra persona, como si de un sueño se tratase, en algunos casos incluso se describe la transformación en un monstruo o incluso en una copia de uno mismo o familiares fallecidos. De hecho, este mismo fenómeno también funciona con uno mismo si te miras al espejo durante un largo periodo de tiempo.

En realidad se trata de un fenómeno conocido como “disociación”, un término de psicología que describe una ruptura con la realidad, ésta puede ser de un tipo suave o muy intensa dependiendo de lo que haya alrededor, la sugestión y el estado de ánimo en que te encuentres. Hay que destacar que es importante la luz que refleja el rostro, y es que los resultados más fuertes suelen aparecer cuando hay poca luz alrededor y por tanto dando un mayor espacio para el cerebro para rellenar las partes no iluminadas.

El punto límite entre disociación y alucinación.

 Según los estudios del doctor Caputo, podemos realizar este experimento no sólo con caras sino con casi cualquier objeto que encontremos, cuanta más rasgos distintivos tenga la forma mayor será la disociación. Conviene destacar que disociación y alucinación no son en absoluto el mismo término, la disociación no explica las alucinaciones que mucha gente experimenta al realizar esto. Muchas veces tenemos la sensación de ver caras en casi cualquier sitio (por ejemplo llevamos casi cuatro décadas de continuos bulos sobre la existencia de caras en Marte en base a las fotografías del terreno que, según la luz, parecen representar caras).

 Caputo concluyó por tanto que una importante cantidad de lo que vemos está generado por nuestros cerebros, lo que unido a que nuestros ojos están en constante movimiento o vemos cómo la realidad cambia constantemente ante nosotros, el hecho de fijar nuestra vista en algo que no se mueve o que apenas se mueve y mirar fijamente ese objeto o persona provoca que nuestro cerebro haga el resto y cambie la percepción de lo que vemos en base a lo que hace habitualmente. Además estos cambios de percepción no son sólo de forma sino que incluyen cambios en los colores y deformaciones visuales que pueden hacer lo que miremos borroso o increíblemente definido.

En realidad esta técnica es muy similar a la utilizada por todos esos tests de internet en los que una misma foto muestra dos rostros en uno o bien el color del mundialmente famoso vestido, que algunos veían azul y otros dorados hace unos cuantos años; dependiendo de la luz y nuestra percepción podemos ver ambos.

Por tanto podemos concluir algo que ya sabíamos, que nuestra percepción de la realidad es subjetiva, pero con el añadido que nuestro cerebro puede alterar nuestra percepción en función de cómo miremos y la luz que haya alrededor.

Podéis intentarlo en casa o con algún amigo y ver los efectos al mirar fijamente, se dice que es un buen ejercicio para ver los cambios de consciencia y puede que conocernos un poco mejor. ¿Cómo se transforma lo que veis?

Anterior

El suicidio en la adolescencia, un problema que va en aumento

¿Qué es el Insomnio letal Familiar?

Siguiente

Deja un comentario