¿Son más probables la rupturas tras el confinamiento?

| | ,

 Ahora que el desconfinamiento empieza a ser una realidad y estamos a punto de comenzar el ansiado verano, surgen como cada año los problemas de pareja, ante hacer planes siempre aparecen rencillas soterradas el resto del año que pueden llevar a rupturas tras el confinamiento.

 ¿Saldremos este año o ahorramos en casa? ¿Vamos a la playa arriesgándonos a estar masificada o la montaña aislados?

Sea cual sea la elección, el verano suele ser una época difícil para las relaciones. El tiempo libre, el clima que permite más sociabilidad o el pasar más tiempo juntos puede llegar a quemar algunas relaciones,  y por eso septiembre es el mes con mayor índice de divorcios del año. 

Sin embargo este año venimos de un fenómeno único que ya nos ha hecho pasar mucho tiempo juntos; el confinamiento.

 Este hecho, dicen los expertos, va a llevar a una avalancha de separaciones y rupturas sentimentales entre junio y octubre de este año. Algo de lo que todavía no tenemos datos concretos pero que podemos sospechar debido a todos los factores que se están juntando para provocar una tormenta perfecta en cuanto a relaciones se refiere y para la que los abogados de familia se están preparando para el aluvión de demandas de rupturas tras el confinamiento.

 Llevamos tres meses conviviendo día a día sin descanso y sin posibilidad de cambiar la situación. Incluso aquellas parejas que han decidido pasar la cuarentena en sitios distintos también han notado el desgaste de su relación precisamente por el motivo contrario; la falta de contacto.

 Precisamente una de las claves de tanta ruptura viene del lado del afecto y el sexo. El cariño ante una situación como esta se ha convertido en algo primordial, y el sexo en particular como una necesidad de pareja.

Una de las recetas que los sexólogos recomiendan es no dejar de tener sexo e intentar probar cosas nuevas tanto en solitario como en pareja. Para ello un gran estímulo es la comunicación en pareja.

 Hablar de sexo suele ser un buen indicador de llevar una vida sexual sana. Es por ello importante preguntarse a uno mismo ¿Cómo es mi vida sexual? y sobre todo ¿Cómo me gustaría que fuera? Una clave que debemos tener en cuenta es que experimentar con nuestro propio cuerpo no sólo nos beneficia a nosotros. 

 Conocer nuestro cuerpo plantea cómo nos gustaría sentirnos y facilita el poder plantearselo a nuestra pareja y a su vez ayuda a disfrutar más el sexo en pareja ya que no puedes dar al otro lo que no eres capaz de darte a ti mismo.

 ¿Más rupturas este verano?

 Como hemos dicho en anteriores ocasiones, el eje de una relación es la comunicación y también una de las primeras en desgastarse, sobre todo si convivimos con ella continuamente. Otros años hemos visto como las separaciones en verano son más que en el resto del año.

 Pensar lo que decimos antes de hacerlo o sustituir los gritos por un tono más calmado nos ayudará siempre a lidiar con estas situaciones de una manera mucho mejor. Sobre todo, lo fundamental es intentar aislar cualquier discurso acusatorio que implique sentimientos de rechazo en el otro.

 Dedicar tiempo a uno mismo y a lo que le gusta hacer también es una buena forma de mantener una estabilidad. Es decir, no todo lo tenéis que hacer en conjunto, sino que es importante relegar ciertas tareas de la casa o bien establecer un tiempo para cada uno.

Aun así, no todo es malo, también hay parejas que han visto cómo su relación se ha fortalecido durante la pandemia. Suelen ser aquellas que tienen poco tiempo para verse y que han visto como el confinamiento les ha dado ese tiempo que no tenían.

 Además, hay que tener en cuenta que la pandemia ha hecho que muchas parejas tengan esa necesidad de refugiarse el uno en el otro y se hayan fortalecido los lazos que los unen. Por eso es difícil determinar si después del verano habrá más rupturas tras el confinamiento como aseguran los expertos.

Anterior

Nuestro sueño ha empeorado durante la cuarentena

Deja un comentario