Saca lo mejor de San Valentín

| |

  Desde hace ya bastante años San Valentín se ha convertido en una suerte de mercadotecnia para las empresas, cada vez más ávidas de éxito comercial que saben cómo aprovechar esa “necesidad” romántica de las parejas para sacar beneficio comercial. Aunque viéndolo desde otra perspectiva, a nadie le amarga un dulce y en muchas ocasiones supone una excusa para realizar algo emocionante u original con tu pareja. En cualquier caso, se trata de una ocasión especial para demostrar a tu pareja o aquella persona especial lo mucho que te importa o bien, en el caso en que estés soltero/a, intentar mejorar cómo te sientes contigo mismo/a. Hoy te damos unos consejos para sacar lo mejor de San Valentín.

 Todos los expertos a los que consultes coincidirán en que el amor tiene múltiples beneficios para la salud, ayuda a sentirse rejuvenecido, nos aporta bienestar y seguridad en uno mismo así como en los demás.

Céntrate en los dos, no sólo en él / ella

 En muchos blogs encontrarás consejos para este 14 de febrero e ideas para este día. En cualquier caso lo que deberías hacer es algo que te aporte algo. Es decir, aunque quieras demostrar a tu pareja el afecto que le tienes y quieras hacer algo que le guste, tienes que saber qué es lo que tú quieres también. Una relación se basa en dos personas que se aman, de manera que es no es bueno realizar algo que sólo llene a uno de los dos, incluso aunque nos dé placer a nosotros ver su cara de sorpresa. Es por ello que lo más recomendable es hacer algo que os guste a los dos, no sólo a uno de vosotros, ir al cine, cena romántica o una buena película a la luz de las velas suele ser mejor opción que un regalo más típico de otras fechas como un cumpleaños. En otras palabras, intenta no realizar regalos materiales, sino centrarte en algo que disfrutéis los dos a la vez. La idea de una tarjeta de felicitación puede estar muy vista, pero es un regalo pequeño y que suele hacer ilusión más por la intención que el regalo en sí, enfócate en ese tipo de regalos si lo que quieres es regalar.

 Otra opción que cada vez cuenta con más adeptos es la de celebrar citas dobles. No, no se trata de nada sexual (aunque aquí ya cada uno la organiza como quiera), simplemente queda con otra pareja amiga vuestra para disfrutar este día en compañía. Aunque pueda suponer una contradicción, muchas parejas precisamente necesitan más la sociabilización si están demasiado tiempo juntos con lo que la idea de compartir esta fecha puede suponer sin notarlo, un empuje en la pareja. Aunque cada persona es un mundo y por ello depende de vuestra relación saber si esta es una buena idea o no. Muchas personas pueden llegar a sentir que se les ha torcido el día si éste no está enfocado únicamente a ellos.

 En caso que prefieras seguir la vía tradicional puedes reservar en algún restaurante original y distinto. Desde un restaurante cuyos camareros son también cantantes de ópera a algo menos kitsch como un pequeño viaje a la sierra.

 Por otro lado, ¿qué tal si en lugar de un plan normal de San Valentín preparáis algo distinto?

 Quizás no sea tarde para darle una sorpresa a tu pareja, y no hace falta gastarse dinero para ello. Se puede planificar algo de última hora. ¿Conoces realmente tu ciudad? Puede que sea hora de empezar a verla con otros ojos, si los dos trabajáis podéis quedar al anochecer a recorrer varios lugares emblemáticos, que el temporal y la lluvia no te priven de recorrer lugares que crees que has visto pero no conoces. Si además esto lo culminamos con una cena en vuestro restaurante favorito o bien en casa resguardados del frío puede que retomeis la intimidad y os olvidéis de cualquier encuentro que hayáis tenido anteriormente.

Anterior

Cómo ven el mundo las personas narcisistas

¿Por qué debes ir al gimnasio aunque no quieras?

Siguiente

Deja un comentario