Señales que estás en una relación tóxica

| | ,

 Es difícil darse cuenta cuando estamos en una relación que lo que antes era amor y respeto se han convertido en celos y manipulación. Éstas son sólo algunas de las señales que pueden decirte que tu relación se ha convertido en tóxica. Hoy nos centraremos en estos momentos en los que recapacitemos si nuestro amor por alguien se ha convertido en algo que nos está perjudicando y estamos en una relación tóxica.

Lo peor de las relaciones tóxicas es que somos codependientes de ellas, quedamos atrapados y en muchas ocasiones se convierten en juego de poderes, de intentar ser el que tiene la razón e intentar dejar a la otra persona indefensa. Hay que destacar que aunque nos centramos en las parejas, podemos tener relaciones tóxicas con familiares, amigos, en el trabajo etc..

En ocasiones este tipo de relaciones nos manipulan de manera que nos obligan a pensar como la otra persona, nos culpabiliza de cosas ya sea con o sin razón pero para hacernos sentir más y controlarnos. En general, nos dejamos llevar y nos enganchamos a esa relación porque llena un vacío que necesitamos. Tenemos que romper con esa tendencia cuanto antes.

1.Celos:

Es sin duda la señal más obvia de que estamos ante una relación que nos hace mucho daño aún sin saberlo. Si tu pareja es celosa por naturaleza es muy probable que acabéis teniendo un problema tarde o temprano. Si además te trata con cierto paternalismo, está claro que piensa que se preocupa de ti y que lo está haciendo por tu bien, lo que es un síntoma aún peor.

2.Chantaje emocional:

Si no haces lo que tu pareja quiere, te hace sentir mal o se enfada. De esta manera intenta controlarte emocionalmente, bien es cierto que aunque esto suceda en tu pareja de manera esporádica no significa que tu relación sea tóxica pero hay que tener cuidado cuando estos síntomas aparecen.

3.Faltas de respeto:

No necesariamente tienen que haber insultos, simplemente que se metan con tu forma de relacionarte con otras personas, o tu manera de vestir. En general, coartando tu libertad, en este sentido, se trata de controlar lo que haces.

4.Sentimiento de culpa:

Es muy habitual en las relaciones tener alguna discusión de vez en cuando, somos seres humanos e incluso puede ser hasta sano para la relación no estar de acuerdo en todo. Una cosa muy distinta es cuando uno de los dos utiliza estos argumentos para atacarte, o bien te culpabiliza por cosas ajenas a ti que le están causando problemas. Es imprescindible darte cuenta de ello ya que de otro modo podrá herirte con ello en el futuro.

5.Sexualidad:

Si te compara con relaciones anteriores, ya sean tuyas o suyas, empieza a preocuparte. Puede que simplemente esté inseguro/a pero puede también que quiera hacerte sentir mal de algún problema pasado o utilizarlo para sus propios fines.

¿Cómo desintoxicarse?

En ocasiones la comunicación y las ganas de que la relación mejore puede llegar a salvarla. Por desgracia hay parejas que no tienen posibilidad de recuperar las bases de lo que lo hizo especial, es decir, que están tan deterioradas que lo mejor es cortar por lo sano y alejarse de la otra persona cuanto antes. Tendemos a pensar que nosotros tenemos la razón ya que tiene sentido lo que pedimos conjuntamente con la forma en que vemos el mundo, es importante abstraernos y pensar en que lo que la otra persona ve es muy distinto a cómo lo vemos nosotros y en ocasiones es mejor dejarlo ir a tratar recuperar algo muy deteriorado o al menos, darse un tiempo para olvidar todos estos problemas.

Por supuesto, hay casos muy extremos, si en la pareja han habido malos tratos o vejaciones de algún tipo, lo más recomendable es llamar al teléfono de atención a la mujer maltratada y seguir sus indicaciones ya que son casos en los que es mejor pedir ayuda a intentar resolverlos por nuestra cuenta.

Anterior

¿Qué es el éxito?

El sabor está en el cerebro

Siguiente

Deja un comentario