Señales que pueden predecir divorcios

| | ,

A pesar de lo que pueda parecer por el título de esta entrada, nunca se puede predecir al cien por cien una ruptura sentimental, sobre todo porque racionalizar una parte emocional que cambia de persona a persona y relación a relación es poco menos que imposible. Sin embargo, te vamos a mostrar una serie de patrones que se repiten en las parejas que se divorcian y que, por tanto, podríamos decir de alguna forma son predictores de manera genérica que una relación no está atravesando su mejor momento.

Reacción ante los conflictos:

Si cuando algo sucede que os afecta a los dos, uno de vosotros, ya sea tu pareja o tú pensáis que lo mejor es callarse para no continuar con el problema puede que a priori estéis tomando la decisión adecuada, ya que los conflictos suelen ser una fuente de ruptura muy habitual en los matrimonios, sin embargo, varios estudios publicados en Journal of Marriage and Family determinaron que cuando esta conducta aparece se produce una mayor tasa de divorcios.

 

Lo que este estudio nos dice en realidad es que cuando una de las personas muestra indiferencia ante un conflicto, es muy probable que por dentro esté sintiendo una sensación de indefensión que no puede controlar, es decir, que esté frustrado ante la imposibilidad de demostrar lo que siente o su punto de vista, un fenómeno que viene precedido de experiencias previas en las que uno de los dos siempre queda por encima del otro, hasta el punto que puede generar en la otra persona sensación de impotencia ante los conflictos o que su forma de ver las cosas no es importante en la relación.

 

En realidad esto no tiene por qué ser malo, si una relación se ha vuelto tóxica y una de las partes es demasiado controladora, está claro que el balance no es igualitario entre ambos y por tanto debe cambiar.

¿Cómo describes tu relación?

Hagamos un pequeño juego, cuando piensas en tu relación, ¿qué es lo primero que se te viene a la cabeza? ¿cuál ha sido el momento más divertido del último mes en vuestra pareja? Al pensar en tu pareja ¿con qué color la asocias?

Si las dos primeras preguntas a las que has respuesto tienen connotaciones negativas, quizás estás sin saberlo en un momento de reflexión que puede llegar al divorcio próximamente, no se trata que tu relación no tenga altibajos, todas las tienen, sin embargo, según los expertos, la forma en que describes tu relación a tí mismo no es similar a cómo la describes a tu entorno, siempre guardamos un pequeño matiz de engaño, incluso a nosotros mismos, sin embargo somos mucho más sinceros con nosotros, por ello describir nuestra relación a nosotros mismos nos ayuda a ver cosas que creíamos no están y por ello nos proporcionan información para trabajar y mejorar.

Por otro lado os habréis fijado en la última pregunta ¿con qué color asocias a tu pareja? Según varios estudios, la respuesta emocional a los colores tiene un impacto más allá de la mera asociación que hacemos por su manera de vestir o comportarse, nos dice a nivel subconsciente cómo vemos a nuestra pareja, ya hemos tratado con anterioridad este tema en el blog pero no enfocado a una relación sentimental. Por tanto los colores rojos son los más poderosos a nivel emocional, tiene mucha fuerza afectiva y sexual, pero también se asocia a agresividad y fuerza bruta, por tanto uno mismo debe pensar cuál es la parte que más relaciona con su pareja.

 El azul en cambio se relaciona más con la estabilidad y la seguridad, aunque también puede tener connotaciones negativas como sobriedad y tristeza.

 El verde y amarillo en cambio son colores de frescura, satisfacción sexual y salud, de los colores más saludables. El rosa o violeta están más relacionados con la sexualidad, el misterio e incluso fetichismo, de hecho son colores divertidos y en general positivos.

Como ya habréis adivinado, los colores oscuros y sobre todo el negro son los que peor salen parados en este drenaje emocional. Si habéis pensado en ellos al pensar en vuestra pareja es muy posible que haya sentimientos encontrados o negativos que primen sobre lo positivo.

Ver al otro por debajo o por encima tuyo

De nuevo, uno de los principales problemas que aparecen en el matrimonio es sentir que la otra persona está por encima o por debajo tuyo. Ya sea por estudios realizados o por el nivel de trabajo, se dice que ante la no igualdad entre ambos suelen surgir muchos conflictos, ya sea porque uno paga más que el otro en el día a día o simplemente por un hecho de sensación de prestigio. Es importante mantener una sensación de igualdad entre ambos y preocuparse porque no salgan disputas innecesarias en este ámbito, ya que suelen ser potenciadores de problemas.

Otras situaciones a tener en cuenta son la crítica: está bien ser críticos con uno mismo y con tu pareja, sin embargo cuando la crítica se utiliza en contextos diferentes para reforzar tus argumentos, más que ayudar, estás haciendo un flaco favor a largo plazo, entre otras cosas porque lo que estás reforzando es una negatividad general alrededor de una idea. Esto se puede extrapolar a otros factores negativos como el estar en constante alerta o a la defensiva; puede que nos estemos viendo siempre como víctimas y nos estemos retroalimentando, pero además puede ser que tu pareja no lo vea de la misma manera y acabe en continuo conflicto.

 

Anterior

Por qué cumplir 40 es mejor de lo que piensas

¿Qué es el éxito?

Siguiente

Deja un comentario