Sexo adictos

| |

descargaNadie pone en duda la importancia y las numerosas ventajas de los avances producidos por las nuevas tecnologías, en concreto las oportunidades que nos brinda la red, es interminable, interactiva, con un sin fin de imágenes e información…. Pero también es verdad que estas actividades gratificantes e inofensivas (igual que la comida, las compras, el juego, el sexo, el trabajo) pueden convertirse en una necesidad absoluta que esclaviza a la persona conduciéndole a una problemática de adicción.

Si tecleamos la palabra sexo en google obtenemos 209 millones de resultados, está claro que es sumamente fácil acceder en un momento a este tipo de contenidos. En 2009, las páginas de pornografía movían más de 57 mil millones de dólares y eran de los sitios más visitados en la red, debemos señalar que estos datos han ido aumentando con el paso de los años.

Dada la amplia disponibilidad de material sexualmente explícito en línea, la adicción sexual a internet es la forma más común de comportamiento problemático en la red. La adicción al sexo en internet generalmente implica visualizar, descargar, comprar pornografía en la red y participar en salas de juego para adultos con diferentes fantasías. Las dos modalidades destacadas de adicción a internet con contenido sexual serían las ciber-relaciones (o usos de Chat) y la adicción cibersexual (o uso de pornografía y salas de adultos).

A pesar de que en algunos estudios se ha encontrado que este tipo de prácticas permite a aquellas personas que se sienten estigmatizadas (por razones de sexo u orientación sexual) sentir la pertenencia al grupo virtual como una señal de identidad, llegar a una gran autoaceptación. Y también permite a las personas fantasear y explorar nuevas formas de vivir su sexualidad sin compromisos, de manera privada y hasta límites inimaginables. Sin embargo, la adicción al cibersexo puede erosionar, e incluso sustituir a las auténticas relaciones íntimas. El mantenimiento de relaciones de pareja se complica si el sujeto permanece compulsivamente en internet durante horas.

Una vez que comienza el problema puede ser difícil solucionarlo, a medida que la persona entra en esta espiral patológica es más difícil frenarla. A continuación, os enunciamos algunas señales de advertencia de la adicción al sexo por internet:

  • Habitualmente gastan cantidades significativas de tiempo en las salas de chat y mensajería privadas con el único propósito de encontrar pornografía en línea o cibersexo.
  • Se sienten ansiosos por encontrar actividades en línea sobre sexo.
  • Participan en fantasías sexuales que no suelen llevarse a cabo en la vida real.
  • Esconden sus interacciones en línea a su entorno más significativo.
  • Sienten culpa o vergüenza acerca del uso de la red.
  • Se masturban mientras buscan pornografía o con el chat erótico.
  • Invierten menos tiempo en sus relaciones sexuales reales o prefieren la pornografía o el cibersexo como principal forma de gratificación sexual.

Desde Psytel queremos recordar que igual que toda conducta se aprende, se desaprende y se pueden desarrollar formas de comportarse más adaptativas y saludables. Si reconoces esta situación en ti mismo o en personas de tu alrededor no dudes en pedir ayuda y contactar con un profesional, conseguir un cambio hacia una vida más plena y satisfactoria está en tus manos.

Laura Gallego

Psicóloga

Anterior

¿Cómo afecta la Navidad al estado de ánimo?

ESTRATEGIAS PARA EDUCAR A LOS NIÑOS EN INTELIGENCIA EMOCIONAL

Siguiente

Deja un comentario