La importancia de fortalecer el suelo pélvico para tus relaciones sexuales.

| |

¿Es posible que exista alguna fórmula que implique ejercitar determinada musculatura y que ello se pueda derivar en un aumento del placer sexual en tus relaciones de pareja?

La respuesta es sí. Esto es una gran noticia puesto que significa que está a tu alcance seguir estas
recomendaciones y realizar las acciones que se exponen que consideres, y con ello podrías
conseguir aumentar el placer y mejorar el disfrute de tus relaciones sexuales de pareja.

Y que tengamos margen de acción para mejorar las cosas siempre es algo positivo. Pero ¿a qué nos
referimos exactamente con ejercitar cierta musculatura y su relación con el placer sexual?

Pues bien. Es muy probable, que, al pensar en disfrutar en las relaciones sexuales con tu pareja sexual, te venga a la cabeza, entre otras cosas, las palabras orgasmo y excitación. Pues tanto para
experimentar la excitación como el orgasmo, siendo éste el clímax de la excitación sexual,
además de todas esas sensaciones placenteras casi indescriptibles que sentimos a todos los
niveles, se traduce fundamentalmente a nivel físico en contracciones musculares simultáneas,
principalmente de la zona vaginal, uterina y pélvica inferior, en el caso de la mujer, y en el
hombre, se maniefiesta en los movimientos espasmódicos musculares y la contracción de los
músculos de la pelvis.

CONOCIENDO EL SUELO PÉLVICO

La mayoría de esta musculatura genital es un sistema de músculos que conforman el llamado
suelo pélvico, y que se encarga de sostener los órganos pélvicos a los que rodean, como la uretra,
el recto, la vejiga urinaria y la vagina (en el caso de la mujer).

El músculo pubococcígeo es el músculo primordial del suelo de la pelvis y cobra especial importancia a la hora de tonificarlo. El suelo pélvico puede debilitarse por distintas causas como por ejemplo el parto, la menopausia, por estrés, por determinados hábitos como retener la orina, por una tendencia innata, o incluso por la práctica de determinados deportes “de impactos”.

Sin embargo, al tratarse de un sistema de músculos, estos pueden tonificarse realizando una serie de ejercicios mediante distintas opciones que explicaremos a continuación, y de esta forma los fortaleceríamos, aumentando nuestro control sobre esta zona, disfrutando así de los beneficios de tener un suelo pélvico tonificado.

CONEXIÓN ENTRE EL SUELO PÉLVICO Y LAS RELACIONES SEXUALES

Estos músculos que conforman el suelo pélvico son fundamentalmente, entre otras zonas
musculares, los que se contraen durante la actividad sexual, y en su máxima intensidad durante
el orgasmo, por lo que son fundamentales para experimentar placer durante las relaciones
sexuales.

Por lo tanto, si ejercitamos esta musculatura, amentaremos su sensibilidad y podremos mejorar el placer sexual en nuestras relaciones en pareja. Al incrementar la fuerza muscular y la resistencia del suelo pélvico, fortaleciéndolo, y por tanto favoreciendo e intensificando las sensaciones experimentadas en estas zonas durante la actividad sexual, aumentamos la sensibilidad genital y nuestro control del suelo pélvico, lo que facilita llegar el orgasmo y hacerlo mejor.

Además, al potenciar el músculo pubococígeo y la musculatura vaginal y, en definitiva, el suelo pélvico de la mujer, se aumenta el control sobre esta zona y en consecuencia también aumenta la compresión del pene durante la penetración, intensificando y prolongando sus sensaciones, y el placer sexual de ambos.

Por supuesto que no hay que centrar toda la sexualidad en el orgasmo, y no es lo que se
pretende. Hay otros muchos factores que intervienen en la satisfacción en las relaciones íntimas
en pareja como el contacto, sentirse, tocarse, abrazarse, estar juntos en plena intimidad sexual.

Pero si hay algo que nos puede ayudar a desarrollar y aumentar el disfrute en nuestras relaciones
sexuales de pareja, así como a conseguir el orgasmo, o a hacerlo mucho mejor, y a aumentar la
estimulación sexual de ambos, parece una muy buena idea ponerlo en práctica, y mucho más si
la proporción del beneficio que se puede llegar a conseguir, es decir, el incremento del placer y
la satisfacción sexual, es muy superior a la del esfuerzo realizado.

Y este esfuerzo, podría consistir básicamente en realizar una serie de ejercicios con cierta frecuencia para fortalecer el suelo pélvico, así como la opción de utilizar determinados tipos de juguetes sexuales, que ayudan a reforzar esta zona, además de favorecer que podáis obtener más placer durante las relaciones sexuales.

IDENTIFICA TU SUELO PÉLVICO Y APRENDE CÓMO PUEDES TONIFICARLO

Para poder aprovechar al máximo las opciones disponibles para fortalecer el suelo pélvico, en
primer lugar, tienes que aprender a identificarlo. Para ello, prueba a retener la orina, o a
introducir un dedo en tu vagina para a continuación hacer presión sobre él, apretándolo, y fija
en tu memoria esta sensación para asegurarte de realizar los ejercicios ejercitando el suelo
pélvico y no ninguna otra zona muscular.

Puede que necesites varios intentos, es normal, puesto que es muy importante llegar a conseguir que los abdominales estén relajados, así como el resto de tu cuerpo, a excepción de tu suelo pélvico. También puedes probar a mirarte en un espejo mientras realizas este ejercicio.

Una vez hayas identificado tu suelo pélvico y tengas claro lo que debes sentir y dónde al contraer
el sistema muscular que lo compone, ¡ya puedes empezar a ejercitarlo! Puedes empezar de
forma gradual siguiendo tu propio ritmo.

Para ello a continuación te exponemos algunas ideas:

❖ Ejercicios de Kegel. Estos famosos ejercicios consisten en contraer y relajar la
musculatura pélvica, y fundamentalmente el músculo pubococígeo. Se pueden realizar
en cualquier momento del día y lugar, y mientras realizas otras tareas cotidianas, como
por ejemplo mientras escribes, ves una película, estás con el portátil, o sentada mientras
lees un buen libro.

O si lo prefieres, puedes dedicar toda tu atención a los ejerciciosmientras los realizas, así como a las sensaciones experimentadas. Empieza por realizar series en las que contraigas y relajes la musculatura pélvica de forma instantánea varias veces seguidas y durante distintas ocasiones a lo largo del día. Cuando hayas cogido soltura, prueba a aumentar el número de repeticiones y de las ocasiones en las que los realizas al día, así como a intercalar estas series con otras en las que aumentes el tiempo de contracción y relajación.

❖ Ejercicios de Kegel con tu pareja. Cuando mantengáis relaciones sexuales con
penetración, prueba a contraer la musculatura vaginal de tal forma que agarre y
comprima el pene. Puede ser según el ritmo habitual, o deteniendo intencionadamente
el pene dentro de la vagina, y hacer los ejercicios de presión y relajación sobre él.
Notaréis cómo vuestras sensaciones se intensifican.

❖ Juguetes sexuales. Muy recomendados si tu suelo pélvico está muy debilitado, y
también por supuesto si te apetece experimentar, puedes incorporar juguetes sexuales
que te ayuden a tonificar tu suelo pélvico, y a tomar conciencia de las sensaciones de
contracción y relajación, al basarse en la resistencia que crean en tu vagina. Existe una
amplia variedad que puedes encontrar en las tiendas especializadas en juguetes
eróticos, incluida la venta online. Algunas buenas ideas que puedes probar son:

❖Bolas chinas. Son ideales para entrenar y fortalecer tu suelo pélvico. Consisten en
dos bolas unidas por un cordón que en su interior también tienen otras bolas más
pequeñas de metal. Al introducirlas en tu vagina mientras te mueves vibran, y para
evitar que se caigan, estimula de manera involuntaria el sistema muscular de tu
suelo pélvico, tonificándolo.

❖Conos vaginales. Consisten en una serie de conos vaginales de distinto peso y suelen
ser más pequeños que las bolas chinas, siendo más fácil introducirlos. Al igual que
las bolas chinas, ejercitan tu suelo pélvico al promover las contracciones
involuntarias de los músculos que lo componen para evitar que se caigan. Permite
un fortalecimiento progresivo de la zona, a medida que aumentas el peso de los
conos. Lo recomendable es que dispongas de una guía por parte de un profesional
para sacar el máximo beneficio y realizar los ejercicios de forma adecuada.

❖Dildos o vibradores (sin encenderlos). Estos complementos sexuales, además de
para intensificar el placer durante la masturbación o en tus relaciones sexuales con
tu pareja, pueden serte muy útiles para realizar los ejercicios de Kegel, contrayendo
tu suelo pélvico cuando los introduzcas en tu vagina, apretándolos en tu interior
para después soltarlos, realizando series de presión y relajación. También puedes
probar con tus dedos.

Juega con el tiempo que lo comprimes, y la intensidad de la presión que ejerces sobre él, atendiendo a las sensaciones de tu suelo pélvico.

❖ Gimnasia abdominal hipopresiva. Su principal función es conseguir incrementar la
tonificación de los músculos abdominales, y de la zona pélvica. Consiste, entre otras
cosas, en una serie de ejercicios que básicamente se basan en la reducción de la
opresión en la zona intraabdominal, y la estimulación de la zona muscular perineal. Si te
convence la idea, acude a un centro profesional o recibe asesoramiento especializado
para poder realizarlos de la manera más adecuada para conseguir tu objetivo.

❖ Métodos de entrenamiento con Biofeedback. Utilizados para la tonificación del suelo
pélvico, consistiría en la aplicación de electrodos en la zona pélvica y genital mientras se
realizan una serie de ejercicios o se está en reposo, tomando conciencia de lo que ocurre
en nuestro interior.

Estos métodos se utilizan para hacernos conscientes de nuestras propias funciones y cambios biológicos, para favorecer el aumento de percepción y de control de nuestro cuerpo, y en este caso concreto, de los distintos músculos de nuestro suelo pélvico, para así ejercitarlos de manera consciente y contando con la retroalimentación de las señales que emite nuestro cuerpo en esta zona, para mejorar su ejecución. Si te apetece probarlos, hay centros especializados que pueden ofrecer esta original técnica para ejercitar tu suelo pélvico.

❖ Siempre tienes la opción de solicitar ayuda profesional. Recuerda que, tal como en
algunas de las distintas opciones anteriores se ha indicado, existen diversos
profesionales y centros especializados que pueden ayudarte en tu objetivo de fortalecer
tu suelo pélvico, aumentando las garantías de un buen entrenamiento de esta zona,
tanto como complemento, así como primera opción, según prefieras. Existen
fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, además de otros centros que cuentan
con los profesionales y recursos para poner en marcha un plan de entrenamiento de tu
suelo pélvico con métodos idóneos. Y por supuesto, si así lo eliges, también puedes
acudir a terapia sexual, y contar con el asesoramiento y guía de un profesional
especializado, que te orientaría en la forma adecuada para ejercitar tu suelo pélvico,
integrado en un plan de terapia sexual adaptado a tus necesidades.

Ahora que ya sabes la importancia de fortalecer el suelo pélvico, y la diversidad de opciones que
existen, disfruta del poderoso efecto que puede llegar a tener un suelo pélvico tonificado en el
aumento del placer y satisfacción en tus relaciones de pareja.

Autora: Gema María Campos Sánchez

Bibliografía
-De Béjar, S. (2007) Tu sexo es aún más tuyo. Editorial Planeta: Barcelona
-Carballo Moreno, N., González Lluva, C., García Martín, A. I., Medina Varela, M., & del Olmo
Cañas, P. (2006). Reeducación del suelo pélvico. Enfuro, (100), 27-29.
Anterior

10 Razones por las que ir al psicólogo

Estas son las mejores apps para relajar tu mente

Siguiente

Deja un comentario