Nuestro sueño ha empeorado durante la cuarentena

| | ,

 Numerosas personas de todo el mundo lo han notado y no sólo ellos, también sus familiares y amigos. Los sueños durante la cuarentena son más vívidos y diferentes a antes. ¿Por qué?

 Aunque todavía no se han hecho más que estudios superficiales al respecto, es un hecho que el fenómeno del “insomnio de confinamiento” ha hecho mella en gran parte de la población.

 Google Trends nos muestra que desde el 22 de marzo las búsquedas relacionadas con el insomnio o sueños lúcidos han aumentado exponencialmente. Una pregunta clave que muchos se están haciendo a sus amigos es ¿Tu también has tenido sueños raros últimamente?.

 El desajuste de las horas de sueño derivadas de nuestra nueva rutina por casa ha hecho que inevitablemente, aunque queramos ajustarnos a un horario estricto, acabemos durmiendo algo más ya sea por la mañana, en siesta o en fin de semana o bien todo lo contrario, que nos despertemos muchas veces de noche o que nos sintamos fatigados.

 Además, tendemos a recordar mucho más los sueños que antes del confinamiento, y estos sueños no están necesariamente relacionados con la pandemia, es decir, que no tienen por qué ser sobre catástrofes o un virus que nos persigue sino que cualquier tema puede puede estar relacionado.

 Los sueños que mejor recordamos se producen durante la fase REM (Rapid Eyes Movement), que es aquella pasada el sueño profundo. Al parecer el estrés ya sea directa o indirectamente provocado por el confinamiento ha provocado que una gran parte de la población tenga una fase REM más profunda o, en algunos casos, que se despierten varias veces cada noche.

sueño rem fases

 Al despertarse muchas veces y sobre todo si ya estamos en fase REM es muy fácil recordar lo que estábamos soñando, tenemos los llamados microsueños, pequeños fragmentos que además recordamos vívidamente cuando despertamos.

 Estos sueños durante la cuarentena también nos roban cierta energía al hacer que las fases de sueño profundo se interrumpan o bien que no lleguemos a ellas del todo durante el descanso, porque lo más importante es que son sueños lúcidos o casi lúcidos, aquellos en los que podemos ser conscientes de estar soñando, lo que se traduce en un menor descanso para la mente.

Cómo el estrés nos afecta en el sueño en la cuarentena

 No hay una teoría unificada al respecto sobre cómo nos afecta el estrés en nuestro sueño. De hecho, la teoría más aceptada es que nuestros sueños son el resultado onírico y caótico de las experiencias que hemos vivido a lo largo del día o bien de nuestros pensamientos. Porque funcionamos como un ordenador cuando presionamos el botón de reset, guardamos y empezamos de nuevo.

 Por ello es aceptado que si estamos sufriendo ciertos niveles de estrés, éstos se magnifiquen en nuestros sueños como pesadillas o en elementos no relacionados (Por ejemplo estar estresado por la pandemia y soñar con tsunamis). Podéis comprobar los significados de vuestros sueños en este post.

 Es posible de hecho que ni siquiera seamos conscientes de estar sufriendo ansiedad o estrés, ya que se trata de una situación nueva a la que la mayoría nunca nos hemos enfrentado anteriormente. El simple hecho de no haber tenido la posibilidad de poder bajar a la calle ya es un potencial generador de estrés e insomnio durante la cuarentena.

 Por tanto hemos estado sufriendo un fenómeno similar al que sufren muchos presos en las cárceles, sobre todo aquellos que son o se consideran inocentes y que se les ha privado de libertad sin que ellos tengan culpa de nada.

 Otros generadores de estrés han sido la convivencia estrecha, sobre todo si se tienen hijos, o la necesidad de rellenar el tiempo libre con cosas que hacer.

 En general, varios expertos ya han alertado que el confinamiento puede haber generado un estrés general en la población similar al de tiempos de guerra en los que la incertidumbre y el caos se cierne sobre la sociedad y nos limita, por lo que los sueños durante la cuarentena pueden influir mucho en cómo gestionamos nuestra ansiedad.

 Por suerte hoy en día tenemos más medios y herramientas que en tiempos de la segunda guerra mundial y la psicología como rama esencial está mucho más desarrollada que hace décadas.

Por ello si tienes problemas de sueño durante la cuarentena y no sabes cómo solucionarlos, quizás sea una buena idea ir a tu psicólogo de confianza a por un poco de ayuda.

Anterior

Estamos a punto de llegar al “Valle Inquietante”

¿Son más probables la rupturas tras el confinamiento?

Siguiente

Deja un comentario