Superar la timidez de forma sencilla

| |

 En mayor o menor medida todos tenemos un grado de timidez que nos impide expresarnos como querríamos en muchas ocasiones, en algunos casos puede venir de un hecho pasado en nuestra vida que nos haya hecho retraernos en nosotros mismos, en otras ocasiones sólo somos tímidos ante diversos momentos, situaciones o personas o bien podemos ser presas de un pánico escénico por miedo a lo que pensarán de nosotros. Si quieres superar la timidez sigue leyendo.

 Lo principal para entender el problema de la timidez es enfrentarse a ello como algo natural, como una parte de nosotros que no es mala en absoluto pero que queremos mejorar. La timidez puede ser desde muy leve o prácticamente inexistente a extrema y causar problemas sobre todo de tipo social. Vamos a darte pautas para superar la timidez sea del grado que sea en unos sencillos pasos pero recomendamos, como siempre, que si tu problema es demasiado grande y afecta a tu vida, acudas a un especialista para ayudar más personal.

Aprende a entender por qué eres tímido

 Uno de los motivos principales por los que fracasamos a la hora de interactuar socialmente es porque no sabemos analizarnos, es decir, ver el por qué de las cosas que hacemos, de manera que es posible que no nos entendamos a nosotros mismos. ¿Cómo te ves a tí mismo y cuál es la causa? Es posible que nos digamos que no encajamos con la sociedad por alguna razón (sobrepeso, belleza, etc), no hay que olvidar que esa misma voz es única y exclusivamente subjetiva y que a las personas con las que te vas a relacionar no les importan estos aspectos (y si lo hacen, quizás no deberías relacionarte con ellos). Para superar la timidez necesitamos saber qué es lo que nos hace ser así.

Si piensas demasiado en lo que haces y cómo lo haces para evitar errores, al final el error que cometes es estar en constante alerta y no dejarte ser tú mismo. En la mayoría de ocasiones no controlamos ni las conversaciones ni las situaciones que surgen, por ello es importante que aprendamos a entendernos y dejarnos llevar, cometer errores como decir una palabra que no deberías es, al final, algo bastante superfluo y que la gente rara vez recordará, de la misma manera que deberías hacer tu.

Planifica lo que vas a hacer o decir

En muchos casos nuestro miedo escénico se reduce al “qué dirán”, ese miedo a ser juzgado por tus comentarios e ideas es una prueba de inseguridad de lo que necesitas deshacerte cuanto antes ya que no es en absoluto positiva.

Una buena técnica para ello es planear lo que vas a decir dependiendo del contexto. Es decir, si el problema que tienes es que te da miedo pasar desapercibido o que no te hagan caso en una reunión social, planea una serie de conversaciones en tu cabeza sobre las que interactuar: desde los estudios, trabajo o los hobbies que tienes, se trata de contar sobre tí, abrirte y dejarte llevar.

Lo más probable es que pienses que a las demás personas no les va a interesar tu vida o bien la conversación se quedará en un par de frases. Es por ello que una de las más útiles maneras de triunfar y conseguir integrarte es construir una historia en base a tu vida. Es decir, no se trata para nada de mentir, al contrario, se trata de sintetizar tu vida como si de un guión se tratase. En un ejemplo útil podemos ver el famoso discurso de Steve Jobs que te ofrecemos más abajo (considerado uno de los mejores discursos de la historia) en la que enfoca su vida como si de una novela se tratase, creando en el espectador la necesidad de más.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Confía en tí mismo

Un paso fundamental que requiere técnica y entrenamiento, es posible que te consideres una persona muy decidida y segura de sí misma pero dependiendo del contexto no sepas muy bien cómo reaccionar, es un punto muy relacionado con el que comentamos anteriormente de entenderse a uno mismo. De esta manera irá desapareciendo tu ansiedad social hasta dejarla atrás, un paso clave para superar la timidez.

En este paso lo más importante es visualizar tu éxito, verte a ti en la imagen que quieres dar y por tanto convertirte en lo que quieres, piensa que eres tú mismo el que vive dentro de tu cerebro y que no importa tanto lo que los demás digan sino lo que tú mismo pienses de ti.

Prueba a conocer gente

Una de las pruebas definitivas para dejar atrás la timidez es conocer gente nueva. La mayoría de las veces que continuamos con la timidez es porque somos conscientes de la imagen que la gente tiene de nosotros, no queremos destacar o cambiar esa imagen ante ellos y aunque debemos intentar hacerlo para mostrarnos como somos a los demás, es por ese motivo que como ejercicio, es muy saludable conocer a un grupo de gente nueva con la que relacionarnos y podamos mostrarles cómo somos sin que tengan una imagen preconcebida de tí ya que no te conocen. Aunque pueda sonar un poco contraproducente, lo cierto es que nuestra confianza en nosotros mismos aumenta y nos sirve como base de cara a enfrentarnos a nuestra vida habitual con mucho menos pánico escénico.

Esperamos que os sirvan nuestros consejos para superar la timidez y comentéis abajo qué os parece o si os han servido en el pasado.

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Anterior

¿Son las alergias un síntoma de malos hábitos?

¿Cómo puede una terapia de pareja ayudar a tu relación?

Siguiente

Deja un comentario