Tu mascota te puede ayudar a mejorar tu salud

| |

 Aquellos que tienen mascotas lo saben bien, la unión afectiva entre ambos crea una simbiosis que reconforta a diversos niveles; sobre todo en cuanto a compañía, lo que ayuda a combatir la soledad. La compenetración puede hacer que ese vínculo pueda crecer hasta convertirse en un lazo de amistad irrompible. Pasar tiempo con una mascota ya sea perro, gato, hurón o cualquier otro tiene un impacto positivo en tu forma de ser y tu salud. Te contamos por qué.

En un estudio realizado por la universidad de Miami descubrieron que, de media, los dueños de mascotas presentaban menores niveles de estrés que aquellos que no la tienen.

1.Tu mascota te ayuda a desestresarte.

La forma en que cada uno se relaciona con su mascota es absolutamente personal, muchos se sienten más conectados al jugar con pelotas en un parque mientras que otros son más caseros, no hay una guía para cada persona y animal, a veces tan sólo las caricias generan esa conexión por sí solas y pueden darle significado a tu vida en momentos en que estés perdido además de ayudar a sentirte con más control de tí mismo al tener responsabilidades que atender o seres que dependan de ti. Te ayudan a mejorar tu humor y, tras un día estresante, sirven de refugio de un modo cercano al que se tiene cuando se está en pareja. Reduce el estrés y mejora la empatía. Lo que hace que los dueños de mascotas tengan menores riesgos de psicopatías, estreses e incluso problemas cardiovasculares. De la misma manera, se puede decir que nos ayudan a hacer ejercicio, es muy importante ya que la vida sedentaria combinada con hipertensión o estrés puede tener un impacto muy negativo en nuestra salud, sin embargo el hecho de tener que bajar a la calle y realizar al menos el ejercicio de airearse y pasear conlleva muchos beneficios a corto y largo plazo para nuestra salud y al tener a un animal que dependa de nosotros nos obliga positivamente a realizar ejercicio.

2.Te ayudan a mejorar tu sociabilidad

Otra gran ventaja de tener un animal a tu cuidado es la social. Especialmente los perros pueden servir para conectar a gente. Imagina que vas andando por la calle y te cruzas con varias personas, algunas parecen a priori interesantes, muchas veces incluso imaginamos cómo sería nuestra vida con esas personas interaccionando con nosotros, sin embargo, en nuestra sociedad está mal visto o bien es extraño encontrarse con gente que inicia una conversación con otro viandante sin un motivo concreto. Normalmente los motivos para una interacción suelen ser informativos o de carácter objetivo, es decir, hay un objetivo de por medio (para preguntar por una dirección o por la hora porque se necesita conocer una información que no se posee), con las mascotas en cambio la interacción social en la calle es muy normal y extendida, además los vínculos que se generan con las personas son distintos ya que pueden ser duraderos (cuando se va siempre a sacar al perro al mismo parque se conoce a los habituales de éste) y además las conversaciones generadas al ver a una mascota tienen una peculiaridad, y es que la conexión se establece por una fórmula emocional (normalmente referida al perro), y no puramente informativa o con un propósito con lo que es más fácil conocer a otras personas ya que la información que reciben la están recibiendo en un momento en que su lado emotivo ha salido a flote y son más receptivas. Es muy recomendable por tanto en personas solitarias, tímidas o con problemas físicos (cojera, silla de ruedas etc) que saquen a los perros a pasear ya que el grado de interacción que van a encontrar es mucho mayor y les hará sentir mejor consigo mismo.

En este sentido, hay que tener en cuenta los estudios realizados con niños autistas; el tener un animal a su lado ayuda a una mejora en el nivel de autismo y se están usando en terapias continuadas, que desde años ha quedado demostrado el inmenso nivel de mejora que los animales tienen en personas con estos trastornos del sistema.

3.Mejoran el sistema inmune de los bebés y niños

Estudios relacionados con alergias y el asma muestran en su mayoría un resultado común; los niños que han crecido en familias con mascotas son menos propensos a alergias.

Como ya se sabía, es muy importante el contacto de los bebés de más de seis meses con algunas bacterias para que su sistema inmune actúe desde pequeño y tenga la información del mundo que le rodea para evitar reacciones físicas cuando crezcan como sarpullidos o incluso ronchas derivados de la alergia. Es un problema creciente que los niños no estén tanto en los parques y la naturaleza como antes ya que esto crea que el sistema inmune se desarrolle menos desde la infancia y se cree una falla que permita ser propenso a reacciones cuando crezcan. En cuanto a los animales, éstos por lo general tienen otro tipo de bacterias que sin ser dañinas para el ser humano, generan en el sistema una base inmune. Los bebés con perros y / o gatos en casa suelen tener menos resfriados y otitis (infecciones en los oídos) según un estudio de la universidad de Delaware en Estados Unidos. Hay que tener en cuenta, eso sí, que los seis primeros meses de vida es recomendable tenerlo alejado de bacterias ya que su sistema tiene una “sobredosis” de nuevos elementos a los que enfrentarse.

En resumen, tener una mascota nos puede ayudar a combatir la soledad, la falta de autoestima y afectividad, nuestra sociabilidad, tener menor riesgo cardiovascular y en niños contribuir a la mejora de su nivel cognitivo y sistema inmunológico, si no tienes mascota ¿a qué esperas para adoptar?

Anterior

Supera los baches de una relación

¿Es la primera impresión fundamental a largo plazo?

Siguiente

Deja un comentario