Vencer el miedo a las agujas

| |

Como ya hemos visto anteriormente en el blog, hay fobias de todo tipo, desde miedo a los gatos a miedo al propio miedo. Uno de los más habituales, sin embargo, es el terror a los objetos punzantes o miedo a las agujas, una fobia muy común, tanto que se estima que entre un 10 y 20% de la población adulta la sufre. Las agujas son de uso común en los hospitales y para el tratamiento de numerosas enfermedades, con lo que este porcentaje tiene un efecto muy negativo en la salud pública, con numerosas personas que se niegan a hacerse un análisis de sangre por este motivo, te contamos cómo superarlo.

Casi todos los casos relacionados con esta fobia van más allá de una simple aversión por agujas u objetos punzantes, esta patología, conocida médicamente como Belonefobia, puede tener su origen en experiencias pasadas o bien simplemente por una visión cognitiva negativa de este tipo de objetos ya que son potencialmente dañinos si no se emplean con seguridad, aún así, esta aversión se instala en el instinto del sujeto y es muy difícil deshacerse de ella, por eso la terapia cognitiva es el principal medio que se usa para su desaparición, hacer saber de tu miedo a profesionales reduce el miedo y explicarlo ayuda, como en los traumas.

En Psytel las tratamos con terapia cognitiva o EMDR breve, ¿en qué consiste esto? Sus siglas en inglés corresponden a Desensibilización y Reprocesamiento a través de Movimientos Oculares. EMDR  es un abordaje psicoterapéutico que permite el tratamiento de dificultades emocionales causadas por experiencias vitales difíciles y estresantes para el sujeto y por tanto pueden reducir la intensidad de los pensamientos perturbadores, se trata de una técnica en pleno auge en psicología que reduce los síntomas de traumas o procesos cognitivos negativos con estimulación bilateral (movimientos oculares, tapping, sonidos bilateralizados…). en el caso de las fobias, puede hacerlas desaparecer.

Algunos sujetos experimentan dolor al ser tratados con jeringuillas, otros directamente sufren de sugestión y antes incluso de ser pinchados se desmayan o bien notan sensaciones físicas que pueden incluso derivar en convulsiones. Por eso es tan importante tratamiento previo en estos casos.

En caso que no puedas someterte a ninguna terapia a tiempo, te recomendamos que acudas lo más calmado posible, la forma más habitual de intentar contrarrestar la fobia es intentar distraerse, es importante comunicar a su médico/a o enfermera/o que sufre de esta fobia, estos profesionales están acostumbrados y usan una serie de medidas en estos casos como distraer al paciente con conversaciones, música o incluso on ipads para evitar que la persona se centre en la aguja. También la aplicación de frío o, en los peores casos, con medicamentos contra la ansiedad.

¿Tienes este tipo de fobia? comenta y dinos tu experiencia.

Anterior

¿Por qué mentimos a nuestras parejas?

Cómo ayudar a tus hijos a aceptar tu nueva pareja

Siguiente

Deja un comentario