Psicología Jurídica y Peritajes

¿Cuales son las funciones del psicólogo jurídico?

El psicólogo jurídico realiza evaluaciones y diagnósticos de las condiciones psicológicas de los actores jurídicos, colabora con profesionales del ámbito legal, ayuda a mejorar la situación de la víctima y media en situaciones conflictivas legales.  También  elabora  campañas informativas sociales para la población en riesgo.

¿Como trabajamos?

Evaluamos el grado de relevancia de los factores psicológicos y determinamos  si es conveniente realizar un peritaje.

Nuestra manera de trabajar mantiene al abogado y al perito en contacto para trabajar en la misma dirección y conseguir los mejores resultados para el cliente.

Se procederá al estudio de cuanta documentación esté disponible y se considere conveniente (tanto en el expediente judicial como informes ya existentes). Se recurrirá además a la realización de las pruebas psicológicas que se hayan determinado como necesarias para el caso, así como, el número de entrevistas para acotar y concretar la información y así lograr que el informe pericial sea lo más preciso posible.

Si se trata de valorar el estado psicológico de un menor, será obligatorio presentar el consentimiento por ambos padres para llevar a cabo dicha evaluación psicológica.

Los casos tienen sus peculiaridades forenses y por ello, asesoramos a los abogados sobre qué aspectos son defendibles en función de las características encontradas.

Tras la realización de las entrevistas y pruebas psicológicas pertinentes se procederá al análisis de la información recogida, corrección de pruebas y a la elaboración del informe pericial.

El peritaje recoge toda la información obtenida durante las fases anteriores y contiene el dictamen psicológico pericial que se entregará en la fecha fijada entre perito, cliente y abogado.

En los casos en los que sea necesario, el perito que ha elaborado el informe pericial, deberá personarse en el juzgado para ratificar lo verbalmente ante el juez.

Las intervenciones periciales se realizan en los siguientes ámbitos;

Derecho de familia.

  • Procesos de separación  y divorcio, realizando  una evaluación psicológica de las      capacidades y competencias de los padres, garantizando el bienestar de los hijos.
  • Valoración de las condiciones de  guardia y custodia,  garantizando el bienestar de los hijos
  • Efectos psicológicos de la separación y el divorcio,  valorando las condiciones psicológicas  de los actores jurídicos.
  • Informes de idoneidad  y solicitud de cambio de convenio regulador.

Derecho civil.

  • Evaluación de responsabilidad civil, atendiendo a la obligación  que recae sobre la   persona de cumplir  su obligación o de reparar el daño que ha causado a otro.
  • Determinación del daño  en enfermedades físicas.
  • Valoración de incapacidad e invalidez.

Derecho laboral.

  • Evaluación  de las consecuencias psicológicas, derivadas de accidentes laborales o     situaciones de mobbing, acoso sexual, etc.
  • Valoración del  estres  laboral sufrido por los trabajadores en las empresas.
  • Detección de simulación  en las evaluaciones.

ÁREAS QUE TRABAJAMOS

Asesoramiento a letrados para sus casos aún no necesitando un informe pericial, colaborando en el planteamiento de la demanda.

Con estos se informes periciales evaluamos la situación familiar recomendando que la custodia se atribuya a uno u otro, o por el contrario se establezca custodia compartida, garantizando el bienestar de los hijos.

El informe da respuesta a cuestiones concretas, determinando posibles daños psicológicos y secuelas que pudiera sufrir la víctima en relación con la situación de acoso laboral.

La finalidad de la prueba pericial en asuntos de incapacidad es informar en el contexto judicial de los trastornos psicopatológicos que afectan al trabajador, de las limitaciones que le provoca y de las consecuencias para su trabajo.

Evaluación de secuelas psiquícas como consecuencias de accidentes nos lleva a elaborar informes periciales para poder determinar como está afectando en la vida cotidiana del sujeto.